rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Alquilar un coche en Europa vs Transporte público

Conducir y alquilar un coche en Europa vs. Transporte público

¿Realmente vale la pena alquilar un coche en Europa? ¿Qué opciones se encuentran disponibles? ¿Qué debe tener en cuenta acercadel transporte en Europa? ¿Cuál es la mejor manera de moverse durante su próximo viaje a Europa?

La ecuación económica para determinar si es o no es lo mejor para su viaje el alquilar un coche en Europa depende de muchos factores: los lugares que quiera visitar, la cantidad de gente que va a viajar con usted, el número de días que va a viajar y la cantidad de estrés que los viajeros sean capaces de manejar.

Le aconsejamos comenzar por planificar su itinerario y decidir qué cosas y qué lugares le gustaría ver. A continuación, revise las opciones de transporte a estos lugares: ¿son accesibles en tren o autobús? ¿Es sólo en coche que se puede acceder a ellos? ¿Hay plazas de aparcamiento disponibles? ¿Cuánto cuesta aparcar en esos lugares?

La cantidad de personas que viajan juntas se utiliza entonces para calcular la mejor manera de moverse en viajes y turismo por Europa, económicamente hablando. Para esto debe revisar el costo de los boletos del tren y los billetes de autobús para todos los pasajeros. Luego comparará esa cifra con el costo del alquiler del coche + seguro + combustible + parking para el número de días que va a viajar.

Pero, por supuesto, no todo es economía. Si quiere visitar las ciudades pequeñas y pueblos, así como lugares remotos, el transporte público no puede ser lo más apropiado para su viaje: es posible que necesite conectar varios trenes / autobuses, caminar largas distancias o adaptarse a unas pocas opciones de horarios. Algunas áreas son solo servidas por unos pocos trenes que puede que no pasen todos los días, o no en todos los momentos del día.

Otro de los factores no económicos a tener en cuenta es su propio estrés. Las vacaciones en Europa debe ser un momento para disfrutar. Si utiliza el transporte público, como por ejemplo los trenes de larga distancia en Europa, podrá relajarse y leer un libro mientras se traslada de un lugar a otro. Al mismo tiempo, si usted tiene que conectar trenes, puede que el viaje resulte agotados, aumenta el riesgo de perder una conexión, y tendrá que estar alerta en todo momento a bordo de los trenes de corta distancia, para no pasarse de estación. Usted deberá ser capaz de entender los sistemas de transporte, venta de entradas y llegar a las estaciones a tiempo, tanto para el tren como para los autobuses en Europa.

Alquilar un coche en Europa, por su parte, tampoco está completamente libre de estrés. Usted tendrá que encontrar el camino correcto a destino mediante el uso de mapas, GPS o preguntando a los lugareños. También tendrá que acostumbrarse a las normas de tráfico y los hábitos de conducción, pudiendo tener que pasar largo rato en un embotellamiento. Puede que tenga que acostumbrarse a un nuevo tipo de vehículo, ya que en Europa la mayoría de los coches son manuales, no automáticos. Usted tendrá que encontrar su camino en las ciudades europeas, muchas de las cuales existen desde mucho antes que los coches, y por lo tanto estánllenas de calles estrechas y de un solo sentido, carecen de aceras y de planificación urbano racional. Aparcar en muchas ciudades puede ser complicado y caro.

Como puede ver, no hay una respuesta definitiva a la pregunta: ¿debo alquilar un coche en Europa? Es realmente depende de usted, sus preferencias y hábitos personales. Un coche le da más flexibilidad para moverse. Al mismo tiempo, la red de trenes en Europa es muy completa y está bien establecida. Siempre pueden ocurrir retrasos e imprevistos, pero funciona bien en general.

Si usted decide alquilar un coche en Europa, es preferible que lo haga en una de las compañías internacionales más conocidas. Es así que se asegura que su alquiler se rija por las normas internacionales estándares y evite sorpresas en las condiciones inesperadas que pueden imponerlsaagencias localesmás pequeñas. Siempre pida ver todos los términos y condiciones en inglés o en un idioma que hable con fluidez previo a su firma.

Si es posible, trate de obtener el seguro más completo, del tipo que abarca todo lo que pueda ocurrirle al coche. La mayoría de las veces esto le costará alrededor de 20-30 euros al día, pero le permitirá deshacerse de toda responsabilidad por daños al coche. Como turista en Europa, y mientras porte una tarjeta de crédito internacional, lo más probable es que cuente un seguro personal para viajes al extranjero, de modo que usted no necesitará adquirir este seguro –opcional- cuando se lo ofrezca la agencia de alquiler de coches en Europa. Recuerde devolver el coche como usted lo recibió y con el tanque de combustible lleno-siempre y cuando así lo haya recibido cuando retiró el coche. Haciendo esto evitará que la compañía deduzca gastos decombustible (a tasas elevadas) del depósito que la agencia retenga de su tarjeta al momento de alquilar el coche.

Para conducir, lo mejor es contar con un GPS con los mapas actualizados e información sobre Europa. Las obras de construcción y alteracionesson frecuentes en las carreteras de Europa, por lo que un mapa desactualizado (incluso por un año o dos) puede resultar confuso. En cualquier caso, siempre puede que accidentes, obras de construcción o el tráfico imprevisto le obliguen a cambiar de rumbo, por lo que lo mejor es portar además un mapa impreso, y contar con instrucciones impresas de Google Maps para llegar a destino si el GPS falla. Anote además las direcciones completas de los hoteles y lugares que visitar en cada ciudad de Europa. De este modo, su GPS le llevará en la dirección correcta.

Deberáfamiliarizarse además con las señales de tráfico. Todos los carteles en color rojo y con frecuencia en forma de círculo, incluso cuando no tengan una barra atravesada, refieren a una prohibición de lo que se encuentra en el cartel en cuestión. Todas las señales azules y por lo general rectangulares refieren a algo que sí está permitido. Las calles de una vía se indican con una flecha de color blanco que apunta hacia el cielo sobre un cuadrado de fondo azul, en el sentido en que sí se puede ir. En el sentido opuesto se coloca un redondel rojo con una barra horizontal blanca indicando calle cerrada desde ese lado. Los límites de velocidad a menudo tienen tolerancia baja o nula. Los satélites para comprobar su velocidad no están ocultos sino que se anuncian en las carreteras. En general, conducir en Europa es sencillo una vez usted se acostumbra. Trate de manejar despacio la primera vez que alquila su coche en Europa, sólo hasta que se acostumbre a las señales de tráfico.

Si usted viaja en un grupo de 3 a 5 personas y distribuye los roles para la conducción, uso de mapas, GPS y demás, puede ser buena idea alquilar un coche para su viaje a Europa. Viajar por Europa en coche, con su familia o sus amigos es una experiencia inolvidable. ¡Que lo disfrute!

 

También te puede interesar

Viaje a Amsterdam en coche
Amsterdam en coche: dónde aparcar y cómo encontrar su camino "Es más fácil viajar en el tren" –esta...
Playas de la Costa de Amalfi: paraíso en Italia
Si de las mejores playas de Italia se trata, las playas de la costa de Amalfi constituyen un verdadero...
Viaje a España en invierno
Tradicionalmente considerada un destino de verano, España no resulta el sitio más popular de Europa...
Transporte en Sri Lanka
Cómo moverse en Sri Lanka Una vez que tenga su pasaporte, su billete de avión y su visa listos, y...
join universe