rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Alrededores de Lisboa

Cascais, Guincho y Sintra

Lisboa es la capital de Portugal, es una ciudad con mucha historia además de un clima privilegiado, un colorido que alegra al más triste y mucho, mucho por ver, hacer y conocer. Su privilegiada ubicación junto al Océano Atlántico, sin embargo, la dotan también de hermosas playas.

Los alrededores de Lisboa son conocidos por sus hermosas playas, de blancas arenas, extensas superficies y frescas aguas oceánicas que a esta altura, y por influencia de los mares y ríos de la zona, cuentan con un hermoso color azul verdoso.

Hacia el oeste de la ciudad de Lisboa, y formando aun parte del Distrito de Lisboa se encuentra la zona costera de los alrededores de la ciudad, conocida como la Costa de Estoril-Sintra, que va desde Carcavelos, a 15 kilómetros de Lisboa, hasta la zona de Guincho.

Los dos principales balnearios en esta zona son Estoril –con su famoso casino – y Cascais, capital de la homónima Municipalidad do Cascais, una de las más ricas de Portugal. El pueblo de Cascais se encuentra a 30 kilómetros de Lisboa y cuenta con unos 35,000 habitantes. Esta antiguo pueblito de pescadores debe su fama a haber sido residencia de verano de la Familia Real portuguesa a fines del siglo XIX y hasta comienzos del XX. Sus pequeñas callecitas de mármol se encuentran llenas de tiendas y restaurantes, además de antiguas casas de estilo.

Antes de Cascais visitamos Guincho, a escasos 5 kilómetros más al este. Con panorámicos barrancos e intensos vientos del norte que producen un gran oleaje, esta es la playa favorita de quienes gustan del surf, especialmente en sus modalidades kitesurfing y windsurfing. Aquí es también el lugar donde debe buscar una escuela de surf o campamento de surf en Portugal.

Un poco más al norte, y tierra adentro, se encuentra Sintra, pueblo histórico en la municipalidad homónima que visitamos al día siguiente. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, Sintra debe su fama a la variedad de arquitectura romántica que allí se encuentra. Visitamos allí el Palacio de Vila o Palacio Nacional, que fuera residencia real entre los siglos 15 y 19 con bastante frecuencia, además de famoso por los trabajos en los interiores de sus techos. La entrada tiene un costo de 7€.

Luego de una breve recorrida por las angostas callecitas y las pequeñas tiendas del pueblo, probamos los travesseiros, típicos pasteles que se comen en la pastelería Piriquita, de masa hojaldrada y relleno cremoso. Pasamos por la Quinta da Regaleira –de exagerada arquitectura romántica, construída por el millonario Monteiro- y visitamos, más tarde, el lujoso hotel que ahora se encuentra en la neoclásica construcción antaño conocida como Palacio Seteais. Construido a fines del siglo XVIII, el palacio vio adicionado un arco en 1802 en ocasión de la visita del Principe Regente Juan VI y la Princesa Carlota.

No visitamos el Palacio Nacional de Pena, construido en lo más alto de la colina y que se utiliza, incluso hoy día, para reuniones del Presidente de la actual República de Portugal. En lugar de ello, preferimos ir a buscar el coche y terminar la tarde en Praia Grande, una hermosa playa ubicada a tan solo 10 minutos de Sintra y parte del Parque Natural de Sintra-Cascais. El Eléctrico do Banzão sirve a esta playa desde el pueblo de Sintra, realizando un agradable recorrido entre arboledas.

Así terminó la visita a Sintra, y así también terminó el recorrido por los alrededores de Lisboa, una ciudad tan pintoresca como multifacética, y que cuenta con unos alrededores magníficos para disfrutar de su viaje a Portugal.

 

También te puede interesar

Hostales en Portugal: Lisboa y Oporto
Bella arquitectura, rincones con encanto, un rico patrimonio histórico, excelente gastronomía… Hay...
Caminos imperdibles de Lisboa
Es el destino más elegido por los españoles, pero también se ha incorporado en el itinerario de extranjeros...
Viaje a Lisboa
Lisboa: lo que no se puede dejar de ver y saber Los poco más de dos días que pasé en Lisboa no alcanzaron...
El encanto de Oporto
Como en casi todo país, sucede que son siempre las capitales las más visitadas y elegidas. A veces...
join universe