rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Amberes Europa

Un día en Amberes: Ciudad de la Moda

Amberes puede no ser el primer destino que se tiene en mente cuando se planifica un viaje a Europa. Sin embargo, si su viaje a Europa incluye traslados en tren y una visita a ciudades como Amsterdam, Maastricht, Bruselas y Colonia, puede que tenga la posibilidad de cambiar de trenes en Amberes , y por lo tanto, la oportunidad de visitar esta ciudad portuaria belga.

Situada en el norte de Bélgica, la ciudad de Amberes dista 132 kilómetros de Amsterdam, 97 kilómetros de Maastricht, 43 kilómetros de Bruselas y 180 kilómetros de Colonia. Amberes cuenta con uno de los mayores puertos de Europa, sobre el río Escalda, que está conectado a través de canales al Mar del Norte.

La llegada a Amberes pone a la mayoría de los viajeros de buen humor. Después de salir de la plataforma y subir las escaleras mecánicas se encontrará con el lugar de reunión tradicional en la estación de tren de Amberes: el banco de piedra negro situado al lado de la escalera mecánica en planta baja. Fue allí donde, en esta ocasión, encontré también a mi amiga.

Por 3,50 euros depositamos la enorme maleta de mi amiga en un casillero. Luego nos dispusimos a recorrer la ciudad. Empezamos por dar una mirada más en detalle a la Estación Central de Amberes, conocida en neerlandés y en holandés como “Antwerpen-Centraal”.

Se dice que es una de las estaciones de trenes más bellas de Europa. En 2009, como con orgullo informan los habitantes de la ciudad, la revista estadounidense Newsweek dio a esta estación el 4 º lugar en la lista de las estaciones de tren más bellas del mundo. Construida en 1905, la estación se asemeja a una basílica, con su escalera elegante y sus altas columnas de mármol. Su viejo reloj y su techo de cristal abovedado son los principales indicadores de la verdadera funcionalidad del edificio.

Después de desayunar un café con croissants rellenos de queso y chocolate, tomamos en el costado de la estación el bus número 17 en dirección a UZA. Unos 15 minutos más tarde descendimos en la parada Dikke-Mee, que se encuentra justo después de cruzar la carretera. A partir de ahí, caminamos por las calles hacia el Museo al Aire Libre de Middelheim, donde recorrimos los bonitos jardines con esculturas extrañas. ¡Era un hermoso día soleado!

Toda la información para visitar esta zona la encontramos utilizando el mapa Use-It, que se puede solicitar en la Caseta de Información Turística en la estación de tren. En cuanto a los pases para los autobuses, utilizamos uno adquirido en el local de De Lijn (compañía de autobuses que opera en todo el norte de Bélgica), ubicado también dentro de la estación de tren. El costo de una tarjeta de 10 viajes es de 9 euros – en abril de 2011.

Un pase de transporte público por el día tiene un costo de 5 euros, pero si usted viaja acompañado, puede resultar más conveniente adquirir la tarjeta de 10 viajes. Los viajes individuales cuestan 2 euros si se compran al conductor, pero tan solo € 1.20 si se compran en una estación de metro o tienda de periódicos. Puede utilizar el mismo billete para todo el transporte: autobús, tranvía y metro. Las transferencias dentro de la hora se realizan de forma gratuita.

Si busca un snack para el almuerzo, un buen lugar es la Theater Plein, plaza junto al Stadschouwburg o centro de espectáculos de la ciudad, donde se realiza un mercado los días sábados. En nuestro caso, nos sentamos en las escaleras para saborear nuestros quiches con vasos de vino blanco y tiramisú de postre. Luego, caminamos alrededor de la plaza Groen Plaats –que no es verde, como lo indica su nombre, sino gris. Desde allí ingresamos brevemente a la famosa catedral vieja de Amberes, tan grande que es difícil sacarle una foto exterior en que salga completa.

Posteriormente caminamos hasta el Museo de la Moda y las tiendas de diseño en la Nationalestraat, volviendo al centro por la Kammenstraat, una calle llena de tiendas alternativas. Amberes es conocida en la región como la ciudad de la moda.

Después de tomar sol en la plaza central, donde los lugareños se reúnen en los bares con vistas a la Municipalidad, caminamos un poco más al noroeste al fuerte “’t steen”. Construido alrededor de la década de 1200, este fuerte será el punto de encuentro central de Amberes: Capital Europea de la Juventud, un programa que se inicia en septiembre de 2011.

Una vez atravesamos el pasaje principal de ingreso al fuerte paseamos por la terraza del norte, un paseo de madera con hermosas vistas del puerto y los canales. Desde allí volvimos a bajar a la calle para caminar hacia el norte a otra parte del puerto. Echamos un vistazo al futuro ‘Museo Cerca del Arroyo’ o “Museo aan de Stroom” (MAS). De acuerdo con la cuenta regresiva colocada sobre la pared del extraño edificio de ladrillo rojo, solo faltaban 38 días para la inauguración de este museo, que contará la historia de la ciudad de Amberes y el río Escalda. Tratamos de comer un bocadillo en los asientos al aire libre del bar del museo –que si está abierto desde ahora-, pero la cocina estaba cerrada.

El área alrededor de la bahía parecía un poco inseguro y la atmósfera era más “pesado” conforme se acercaba la noche, así que tomamos una vez más el autobús 17, también en dirección UZA, pero esta vez descendimos en la Estación Central. Después de un hermoso día en Amberes, ¡ya era hora de volver a casa!

 

También te puede interesar

Visitar Hamburgo
Visitar Hamburgo desde Berlín ¿Por qué visitar Hamburgo? Se trata de la segunda ciudad más grande...
Encantos de Bruselas que no te puedes perder
Bruselas además de ser la capital de Europa es la capital de Bélgica y uno de los mejores destinos...
Mercados de Navidad en Europa
A menos de diez días del 25 de diciembre, comienza a sentirse con mucha fuerza la atmósfera navideña...
Viajes y Turismo en Berlín 2010
El milagro de Berlín: un muy exitoso 2010 Desde hace algún tiempo hemos estado informando sobre las...
join universe