rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Bruselas

Un paseo en Bruselas: una gran ciudad pequeña

Para tratarse de la capital de Bélgica y de la Unión Europea, Bruselas no es muy grande – tan solo poco más de un millón de habitantes. Sin embargo, hay muchas cosas para ver y disfrutar en esta ciudad, especialmente en esta época del año, cuando el sol hace que todo parezca más bonito y sus paseos se tornan más agradables.

Esa mañana tenía que asistir a una conferencia de la ONU en la Rue des Petits Carmes, así que dejé a mi amigo en la sola compañía de un mapa luego de atravesar con ella el parque en frente de la Biblioteca Real, una vez salimos de la Estación Central. Bruselas tiene tres estaciones principales: Norte, Centro y Sur. Como lo indica su nombre, la Estación Central es la más cercana al centro de la ciudad. ¡No deje que el nombre “Midi” de la estación sur en francés le confunda!

Mientras yo estaba en la conferencia, mi amiga se dedicó a caminar por el Parque de Bruselas, pasando por delante del Palacio Real y del Parlamento Federal. Después de caminar por la zona de la biblioteca de nuevo, se dirigió al Boulevard del Emperador y pasó frente a La Chapelle – iglesia en torno al cual se reúnen los skaters cuando hay buen tiempo. También visitó la zona de grafiti y arte de Recyclart, en los alrededores de la estación de tren cercana a Brigittines.

De vuelta en el centro de la ciudad, uno de los principales puntos de interés del turismo en Bruselas es el Manneken Pis, una pequeña estatua-fuente de un niño orinando. Diferentes leyendas cuentan variedad de historias sobre sus orígenes: desde un niño noble perdido que fue encontrado mientras orinaba hasta niños que salvaron la ciudad orinando sobre un peligroso incendio. Si tiene suerte, puede que encuentre al Manneken Pis vestido con un traje tradicional donado por un país extranjero. También puede ver todos los trajes que pertenecen al Manneken Pis en su armario, que se encuentra en la antigua Casa del Rey y actual Museo de la Ciudad de Bruselas (costo de la entrada: 3 euros).

La Rue de L’Etuve conecta al Manneken Pis con la Plaza Mayor o Grand Place. Es allí donde pueden encontrarse varias tiendas de chocolates y, aún más interesante, puestos de venta de gofres al paso en que se ofrece la posibilidad de probar los famosos gofres belgas acompañados de azúcar, mantequilla, fresas, plátanos, chocolate, crema y mucho más. ¡Elija el que más le gusten y deleite su paladar!

Una vez en la Grand Place, podrá apreciar la gran variedad de Casas de los Sindicatos del pasado, construidas en tradicional estilo arquitectónico flamenco, con techos escalonados y mucha simetría. El Ayuntamiento es también impresionante, sobre todo dado que Ruysbroeck, el arquitecto a cargo de él, se suicidó una vez que la construcción fue terminada, y algunos atribuyen este desafortunado final de su vida a las asimetrías y los errores de cálculo en la ampliación del edificio.

Si para este momento se encuentra con muchas ganas de comer chocolates, puede dirigirse hacia la Galería de la Reina, a una cuadra de la Gran Plaza. Allí, en la chocolatería La Belgique Gourmande puede tomar una bolsita y servirse los chocolates de su agrado –se paga por peso. Se encuentran chocolates rellenos con todo tipo de cremas saborizadas y bebidas alcohólicas: ron, champán, cerezas, naranjas, limón, café , trufas, speculoos, etc.

Para el almuerzo, una buena idea es tomar la calle de Luxemburgo, pasar frente a la plaza De Meus, el Parlamento Europeo y el Parque Leopold, para finalmente llegar a la Place Jourdan. Allí verá largas filas de gente esperando en torno a una suerte de kiosco con un extraño techo cónico de estilo asiático. Esta es la Maison de Antoine, donde se venden las famosas papas fritas Belgas. Si va a ordenar no solo papas fritas sino una comida completa, evite las colas dirigiéndose a la ventanilla del medio. Le recomendamos probar la Mitraillette: una baguette que se rellena con la salsa y carne de su elección –recomendamos los pinchos de carne de vaca- y se completa luego con muchísimas papas fritas, las mejores de la ciudad.

No hay plaza de comidas en la Maison de Antoine, pero todos los bares que rodean la plaza tienen convenio con este puesto de venta, por lo que puede elegir el que más te guste, tomar asiento y pedir una cerveza para degustar junto con la comida.

Por la tarde tomamos el metro a Heysel, un suburbio de Bruselas donde se puede ver el famoso Atomium y realizar las típicas fotos de turista pretendiendo estar sosteniendo este monumento a la distancia. Luego disfrutamos del sol junto al Palacio de Justicia –actualmente en renovación-, donde hay una hermosa vista de la ciudad de Bruselas desde la Plaza Poelaert.

Terminamos el día en el Delirium, un bar que es muy popular entre los lugareños y turistas. Es en ese mismo callejón, cerca de la Galería de la Reina, se encuentra también la hermana de Manneken Pis, Jeanneke Pis, inventada por un ex propietario de un restaurante en esa esquina que quería atraer a más turistas al callejón – ¡y lo logró!

Hay mucho más que hacer en Bruselas, muchos museos interesantes, como el del artista surrealista René Magritte, la casa del arquitecto Victor Horta, el Museo del Cómic, el Museo de Instrumentos Musicales (que incluye un audio interactivo que permite escuchar el sonido que produce cada instrumento cuando nos acercamos a él) y muchos, muchos más. Sin embargo, tenga en cuenta que por lo general los museos cierran los días lunes, así que planee su Día de los Museos en cualquier otro momento de la semana.

 

También te puede interesar

Bar de Bélgica
Cervezas belgas: ¡Delirium Tremens! Bélgica es famosa por su alta calidad y gran variedad de cervezas,...
Encantos de Bruselas que no te puedes perder
Bruselas además de ser la capital de Europa es la capital de Bélgica y uno de los mejores destinos...
Charleroi de Bruselas
Cómo llegar al aeropuerto de Charleroi de Bruselas Charleroi es una ciudad en la región sur de Bélgica,...
Ciudades con canales impresionantes
Al igual que los diamantes, las ciudades que tienen canales, no sólo deslumbran, sino que son fuente...
join universe