rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Buscando el verano de Brasil

Mientras que el hemisferio norte está bajo nieve, las temperaturas del otro lado son cada vez más elevadas. Brasil es el gigante de América del Sur que promete no solo por el calor, y el famoso Carnaval de Río de Janeiro, sino también por su enorme variedad de playas. Cuenta con una costa de 8.500 kilómetros de largo, algunas praias son de renombre, pero otras bellezas están más en el anonimato y merecen ser recorridas.

Depende en qué país se encuentre, la mejor manera de acercarse a las arenas brasileras. Desde el sur, la mayoría de los países tienen vuelos directos a Río de Janeiro, y a nivel más internacional, las aerolíneas Iberia, Air Europa, Air France, American Airlines, KLM, British Airways, Air Portugal o TAP, también lo llevan. Vuelos baratos se encuentran en cualquier época del año, es cuestión de buscar bien.

Praia da Rosa

Se encuentra a 70 kilómetros al sur de Florianópolis, en el estado de Santa Catarina, es un destino sobre todo para jóvenes adolescentes que viajan solos. Antiguamente era una playa de pescadores, hoy en día no quedan casi rastros de eso. Está muy de moda sobre todo entre los argentinos. Se destacan los morros verdes, los lagos y las lagunas. Tiene una extensión de dos kilómetros, con la arena super blanca y limpia. Es perfecta para quedarse unos cuantos días, hay posadas, restaurantes y resorts de diferentes precios.

Tambaba

Esta playa ubicada en el estado de Paraíba, a 40 kilómetros al sur de Joao Pessoa es de las preferidas por los naturistas. No hay problema de tenderse desnudo, y disfrutar de la costa de la manera más natural. Las aguas son calmas y se caracteriza por la formación de especies de piscinas rodeadas de vegetación agreste. De todas formas, la playa tiene una especie de división, un sector exclusivo para los practicantes del nudismo, no se puede estar vestido y otro para los menos osados.

Praia do Espelho

Como el nombre lo indica, la transparencia la caracteriza. Se encuentra en el sur del estado de Bahía, en un área de preservación ambiental. Se mezclan matas atlánticas, cocoteros, manglares y especies de murallones que culminan en acantilados. Vienen mucho los amantes al snorkel y los aventureros que no se desaniman con el camino de tierra que hay que atravesar para llegar. Aunque existen posadas y todo tipo de infraestructura para alojarse y vacacionar, muchos van solo por el día, ya que los precios no son tan accesibles.

Jericoacoara

A 300 kilómetros de Fortaleza, en el estado de Ceará, es conocida por sus puestas del sol. La duna que más convoca es la llamada Pôr-do-Sol, poco después de las 17 horas. El turismo masivo está bastante alejado ya que se llega solo por buggy atravesando enormes dunas. Pero una vez allí, la belleza de la vegetación de sabana, las lagunas y la limpieza dan ganas de quedarse. Aun se conserva el pueblo de pescadores con pequeñas calles de arena y sin alumbrado público. Es un encanto para vacacionar.

 

También te puede interesar

Las dunas más grandes de Norteamérica
En el valle de San Luis, en el estado de Colorado, se encuentran las dunas más grandes de Norteamérica....
¡No espere a marzo para viajar! Atracciones peculiares en febrero
Febrero es un mes oscuro y frío en Europa y Norteamérica… puede parecer una larga espera hasta que...
Los destinos que le asegurarán una blanca Navidad
Para quienes viven en el Hemisferio Norte, la Navidad es sinónimo de blanca nieve, y para los demás...
Vacaciones de Invierno en Orlando
¿Te encuentras en el norte? ¿La nieve y las bajas temperaturas han atentado contra tu energía y estás...
join universe