rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Caballos de Islandia

Islandia: amanecer en una granja de cría de caballos

Comenzamos nuestro segundo día con un delicioso desayuno preparado por Olinda, la mamá de nuestra amiga Una. El café y el jugo de naranja fueron acompañadas por un pan casero preparado con muchas especias. Al pan lo untamos con mantequilla, queso crema y mermelada casera tanto de moras como de otro fruto local: el rubharb. También comimos crepes, o “crepes de crisis” como los llaman en Islandia. Esto es porque están hechos con las sobras de la preparación de avena, que es una comida típica para los desayunos en tiempos de crisis.

Después del desayuno tomamos un paseo por la granja, en el que nos acercamos a los caballos que posee Olinda. Ella los entrena, y también los presenta en exposiciones y competencias. En total había 29 caballos de todas las edades, incluyendo tres de ellos nacidos tan solo unos meses antes, en la primavera.

Los caballos son muy curiosos y se nos acercaban conforme caminábamos en paralelo a ellos, permitiendo que los acariciásemos. Era su forma de saludarnos y darnos la bienvenida a Islandia. También llegamos justo a tiempo para presenciar todo el proceso de cortejo y romance que tuvo lugar entre una pareja de caballos de la granja.

Los caballos de Islandia son diferentes de caballos del resto del mundo. Son un poco más pequeños y tienen gran cantidad de pelo en la cabeza. Estos caballos cuentan con mucha voluntad y energía pero, a pesar de ello, cuentan además con un temperamento muy dulce. Son caballos con mucha resistencia y que cuentan con cinco diferentes formas de caminar o trotar. Uno de estos trotes es muy estable, el jinete casi no percibe el movimiento del caballo cuando se realiza este tipo de trote.

Estos caballos están aislados del resto del mundo, y la política de Islandia es que una vez un caballo sale de la isla –aunque tan solo sea para presentarlo en una competencia – ya no puede volver a ella. De esta manera, no se realizan mezclas entre los caballos Islandeses y otros tipos de caballos. Es por esto que las características de los caballos islandeses se han conservado intactas durante siglos.

Snati vino con nosotros a ver los caballos. En el paseo, intentó ayudarnos, ladrando a los caballos e intentando controlarlos; su forma de “protegernos” durante el camino. Más tarde, una vez que armamos las maletas y estuvimos listos para partir, nos despedimos de Olinda y Snati. Era alrededor de las 13:00 cuando empezamos nuestro viaje por la costa sur de Islandia, que nos llevaría al final del camino a la zona de montañas en el centro del país.

 

También te puede interesar

El interior de Islandia
Una noche en una granja de cría de caballos en Islandia Después de un largo día recorriendo el Círculo...
Doma caballos en Uruguay
Doma natural y etología en con Lucy Rees La doma natural es aquella en la que la ruta a seguir se elige...
Ballet ecuestre en España
Hasta los caballos bailan en España Andalucía es una región al sur de España, una de las 17 regiones...
Región central de Islandia
Región montañosa central de Islandia: una noche en el refugio de montaña Una señal indicaba que...
join universe