rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Caminata Nocturna por París, Descubriendo Montmartre

VIDA DE UNA TROTAMUNDOS

Basílica de Sacre Coeur ParísParís es una ciudad hermosa y muy diversa, donde siempre hay algo nuevo para ver. Cada viaje a París me deja aún más encantada. He aprendido a amar a esta ciudad, a pesar de que en mi primera visita la sentí como demasiado grande, un poco fría y distante.

Esta vez estaba allí sólo por un par de días, y debía pasar gran parte del tiempo sola, en el apartamento de una buena amiga que pasa muchas horas en su oficina. El motivo de mi estadía era la visita, y el recuperarme de un difícil “jet lag” adquirido al regreso de un viaje a Asia. Es por esto que no tenía muchas energías como para hacer turismo en París, sin embargo, no podía dejar de pensar que estaba en París, una ciudad hermosa, un paraíso para los turistas y el sueño de muchos! Fue así que cuando mi amiga me preguntó si quería encontrarla esa tarde –la misma de mi llegada desde Asia- en la zona de Montmartre a la salida de su obra de teatro, y ver los alrededores con las luces nocturnas, no pude resistirme.

Tomar el metro durante la noche hacia esta zona de Paris puede ser una experiencia muy diversa. Montmartre está situado cerca del 9 º arrondissement o distrito, donde la primera comunidad afro-americana se estableció después de la Primera Guerra Mundial. Buscando más información sobre esta zona, situada al sur de Montmartre, leí sobre variedad de tours por el “París Negro”, según le llaman –Black Paris, en inglés- que lleva a los interesados a diferentes puntos de la ciudad y explica la conexión entre la población de color y la capital francesa.

Me resultó gracioso el tema del tour por el “Paris Negro” cuando yo misma, en mi primera visita a París, me sorprendí al encuentro con la cultura Franco-Africana al punto que pedí a mi amiga para ir a un barrio que nuclea a gran parte de esta población, ingresar a las tiendas de productos de cuidados del cabello, ver las ventas de mazorcas de maíz en las calles, los niños pequeños con sus rostros simpáticos y mucho más, pero nunca pensé que existiera un tour organizado para conocer esta realidad!

Una vez que baje del metro en la estación de Anvers (línea 2), ya está a pocos pasos del inicio del ascenso hacia el Montmartre, una colina de 130 metros de altura, coronada en su punto más alto con la famosa Basílica del Sagrado Corazón. Por supuesto, después del atardecer la Basílica no estará abierta, pero aun así vale la pena subir las escaleras o tomar el funicular – Funiculaire de Montmartre – a la zona de descanso en las alturas. Allí puede caminar, o sentarse en los escalones que conducen a la Basílica del Sacré Coeur y disfrutar las hermosas vistas de la ciudad desde allí. Dando media vuelta podrá apreciar además la propia Basílica iluminada en horas de la noche.

La noche de nuestro ascenso estaba un poco nublada, pero aun así fue posible tomar algunas fotos y disfrutar viendo las luces de París. Sea cauteloso con su cámara de fotos o video. No se trata de una zona peligrosa, pero es posible que se cruce con grupos de jóvenes “excesivamente felices” después de beber un poco de alcohol, como nos sucedió a nosotras. No hay nada de que preocuparse, pero puede ser un momento incómodo si esos jóvenes se acercan demasiado, aunque tan solo sea con la buena intención de tomar su foto.

Una vez emprenda el descenso de Montmartre, sobre su derecha podrá encontrar a pocas cuadras la Place du Tetre. En el pasado, esta área era la “meca del arte moderno”, ya que muchos de los pintores hoy famosos, como Picasso y Utrillo -que por entonces no eran muy conocidos ni tenían mucho dinero- habitaban esta bohemia zona de Paris.

Actualmente, en una visita en horario diurno, la Place du Tetre es un área donde usted encontrará una gran cantidad de artistas que intentarán realizar su retrato o caricatura, o venderle una de sus piezas. Recuerde que por lo general se aplica un “precio de turista” algo elevado debido a la ubicación de Montmartre. También otros como Monet, Modigliani, Dalí o Van Gogh vivieron o trabajaron en Montmartre.

MontmartreUn área de diversión popular en el pasado, Montmartre estaba situada fuera de la ciudad de París de los siglos 19 y 20, cuando se convirtió en el lugar al que acudían todos aquellos que buscaban pasar una noche llena de diversión, para olvidar a la mañana siguiente. Aún hoy en día, los cabarets tradicionales de París, como Le Chat Noir y Le Moulin Rouge se encuentran en esta zona.

Caminando por la colina de la Place du Tetre, pasamos por el Café des 2 Moulins – en francés, el café de los dos molinos de viento. Este café se hizo famoso por ser el escenario de varias escenas de la película “Amélie”, en la que la protagonista, Amélie, trabaja en este café. Esta vez estaba un poco lleno de gente y, como nos quedaba mucho que ver, no nos detuvimos allí, en el cruce de la Rue Cauchois y la Rue Lepic.

Una vez en el Moulin Rouge, tratamos de tomar fotos desde la rotonda ubicada frente al establecimiento. Si bien la toma de aire en medio de la rotonda parece el lugar ideal para tomar las fotos –por su elevación-, puede ser difícil lograrlo con el viento que hace que el pelo se le vaya a los ojos! Si usted pretende que alguien más le tome una foto de usted y / o su grupo frente al Moulin Rouge, trate de elegir a otro turista, o elija a alguien que parezca digno de confianza.

Desde el Moulin Rouge, y dado que ya nos habíamos salid de la zona de Montmartre para situarnos en el distrito de Pigalle – también conocido como la Zona Roja de París -, continuamos nuestro paseo por los escaparates de color rojo con todo tipo de artículos relacionados con la lujuria: prendas de vestir, equipos electrónicos o pequeños artefactos que funcionan con baterías, ropa interior, zapatos, accesorios, vestuario y todo lo que se pueda imaginar.

Pero pronto volvimos a dirigirnos cuesta arriba, hacia la colina de Montmartre. En esta área están fuertemente reguladas la construcción y la modernización, Montmartre tiene un cierto sabor a aquello que uno imagina sobre París cuando lo piensa desde niño, con ese toque de Europa más vieja y tradicional que muchos de nosotros buscamos en nuestros viajes.

Fue en Montmartre, donde fuimos a cenar, después de caminar largo rato por las callecitas, tratando de decidirnos entre varias opciones de la cocina de todas partes del mundo. Aquí encontrará no solo cocina francesa, sino también brasileña, italiana y restaurantes de Hungría, entre otros. Estos restaurantes en París pueden ser un poco caros, ya que están en una zona muy turística, pero vale la pena probarlos, aunque tan sólo sea para absorber la atmósfera circundante.

Esa noche, cuando me metí en la cama, estaba un poco cansada, pero muy feliz. Sentir que había experimentado París, una vez más, desde una perspectiva diferente.

Muchas gracias a los editores de este blog de viajes por esta oportunidad, espero seguir escribiendo mis experiencias para compartirlas con todos los lectores. Hasta la próxima.

 

También te puede interesar

Montmartre y Amélie
Un recorrido a pie obligado en París: Montmartre y Amélie Uno de los mejores lugares para visitar...
Consejos para un viaje a París
Diez consejos para un gran viaje a París • No se obsesione buscando el mejor momento para visitar...
Vida Nocturna – Palma de Mallorca
Vida nocturna en Palma de Mallorca Realizar un viaje a España es siempre muy divertido. Las Islas Baleares,...
Las “segundas ciudades” también son sorprendentes
Cada país tiene sus ciudades principales, las más grandes, más visitadas por los turistas, o más...
join universe