rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Carnaval en Venecia parte II

Carnaval de Venecia, Segundo Día: cómo evitar las multitudes y disfrutar de las vistas

El reloj despertadorsonó las 8 de la mañana, pero lo apagué y permanecí en la cama. Originalmente había planeado levantarme temprano y correr a la Piazza San Marco poco después de la salida del sol, para disfrutar del Carnaval de Venecia sin todas las multitudes. Después de llegar a casa por la noche las 4 am decidí levantarme de todos modos, pero no tan temprano. Así y todo, cuando sonó la alarma, preferí seguir durimendo.

Recién a eso de las 10 a.m. decidí levantarme. Entender cómo utilizar una cafetera italiana me llevó algo de tiempo, pero valió la pena: el café negro tipo espressofue perfecto para despertar! En Italia se utiliza una máquina de café particular que se coloca sobre las hornallas de la cocina, conocida como cafetera italiana o “machinetta”, que trabaja con vapor de agua a presión.

No fue tan difícil después de todo: llené la parte inferior con agua, coloque el filtro, añadí el café finamente molido en ella y enrosqué la parte superior para cerrar la cafetera. Luego la coloqué sobre una fuente de calor y esperé a que hierva el agua. Cuando esto ocurre, la presión lleva a que el café quede listo en la parte superior de la cafetera. ¡Delicioso!

Después del desayuno, caminamos a nuestro “punto de encuentro” junto a la estación de tren. Esa mañana llegaban cuatro amigos a visitar. Dos de ellos se quedarían a pasar la noche. Los otros dos eran Ángelo y Claudia, la pareja que nos hospedó en nuestro viaje a Trieste, que nos visitó en Venecia por el día. ¡Fue genial volver a verlos a todos! Dejamos las maletas en el apartamento y nos dirigimos a la plaza San Marco.

Era domingo del fin de semana de Carnaval en Venecia, lo que significa que las calles estaban súper llenas de gente y era muy difícil caminar. Ángelo trajo a su dispositivo GPS, por lo que lo utilizamos para caminar junto al canal más cercano y dirigirnos hacia San Tomà. Desde allí, tomamos un “traghetto” a Sant ‘Angelo, al otro lado del Gran Canal. Por sólo 50 centavos, este breve paseo en góndola fue una gran experiencia, además de muy conveniente. Para obtener más información sobre “Traghetti” y otros medios de transporte en Venecia vea la entrada “Trasladarse en Venecia“.

Una vez en la concurrida plaza de San Marco, nos tomamos fotos con los profesionales disfrazados, mientras llevábamos puestas las máscaras de Carnaval de Venecia que compramos por el camino. Estas máscaras son muy particulares, por lo que vale la pena tenerlas de recuerdo. Las mejores son de papel maché, aunque la mayoría son de plástico. Son brillantes y muy elegantes.

Decidí subir a la Torre del Campanario – Campanile di San Marco. Por 8 euros se puede tomarun ascensor hasta la cima, que se encuentra a casi 100 metros desde el suelo. También puede obtener unaaudio guía por un costo adicional, pero en mi caso opté por sólo disfrutar de la vista. Una vez arriba de la torre, puede permanecer el tiempo que quiera, tomando fotos o viendo lo que está ocurriendo más abajo, en Piazza San Marco, en la cercana isla de Lido y en todas partes de Venecia. La vista es increíblemente hermosa, con una mezcla de tejados rojizos y aguas color turquesa.

Al subir, recuerde llevar ropa de abrigo extra, ya que el viento sopla muy fuerte en las alturas. Además, puede considerar adquirir sus souvenirs y recuerdos en las tiendas de arriba, con algunos de los mejores precios de recuerdos en Venecia que pude encontrar en mi visita.

Después de tomar un montón de fotos desde el Campanile y de caminar, poco más tarde, por la rambla cercan al Gran Canal, nos despedimos de Ángelo y Claudia y nos dirigimos de regreso a San Polo – Santa Croce, parando por el camino para comprar helados y aperitivos. Nos llevó un rato volver a encontrar el muelle para tomar el “traghetto” y atravesar el canal.

Una vez que cruzamos el Gran Canal, y como eran ya las 17:30hs, tomamos un paseo en góndola desdeSt.Tomà. El gondolero era muy amable. Cantó para nosotros en portugués, tomó nuestras fotos y hasta permitió que una de nuestras amigas, que iba vestida con un vestido a rayas negro y blanco (la vestimenta habitual de los gondoleros) tomara su lugar para una foto. Disfrutamos de nuestro viaje y nos relajamos con losúltimos rayos de sol.

Después del paseo en góndola, más calmos, volvimos al apartamento. Dos de nosotros nos quedamos atrás para ir a la zona de Cannaregio (cercana a la estación de tren) para comprar alimentos para la cena, una botella de vino espumoso y un Tiramisú, con el fin de celebrar el cumpleaños de una de las chicas que viajó con el grupo.

Esa noche nos quedamos en el apartamento, descansando y disfrutando de entretenidas charlas y buena comida. Volveríamos a realizar turismo por Venecia a la mañana siguiente.

 

También te puede interesar

Noche de Venecia
Disfrutar de Venecia, también por la noche Era casi la medianoche cuando salimos de la casa. Nos tomó...
Cómo llegar al aeropuerto de Treviso desde Venecia
Vuelo a Treviso Si usted va a realizar un viaje a Venecia con una aerolínea de bajo costo, lo más...
Lo que no puede dejar de ver en Venecia
Si está planeando un viaje a Italia y piensa pasar una o dos noches en Venecia, entonces necesitará...
Carnaval de Venecia parte III
Carnaval de Venecia, Día 3: Visita a las islas Era el último día completo en el Carnaval de Venecia...
join universe