rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Castillos del Río Rin

Un Tour por los Castillos en Europa

Cuando usted piensa en la Europa de sus sueños ¿son los castillos y palacios todos los que viene a su mente? Si es así, usted puede disfrutar de un paseo por los castillos en los márgenes del río Rin. Estos castillos se aprecian mejor si se toman los cruceros que navegan por el río Rin. Conocido por su belleza, el río Rin recorre un trayecto de 1200 kilómetros en el corazón de Europa, alimentado por las aguas del deshielo de los Alpes suizos.

Los primeros castillos se encuentran en el tramo de 80 kilómetros que va desde la ciudad de Maguncia a la ciudad de Coblenza, en Alemania. Esta región reúne 30 obras importantes en lo que respecta a los castillos construidos en Europa durante la Edad Media.

Uno de los favoritos es el Castillo Pfalzgrafenstein, una fortaleza construida en 1326 por el rey Ludwig de Baviera, con el objetivo de cobrar a los marineros un peaje y, de este modo, lograr una buena recaudación de fondos para su reinado. Este castillo tiene forma de barco y su funcionalidad va más allá de la armonía estética: las seis torres de observación fortalecen el apoyo de los dos muros o tapias que se enfrentan al curso de agua del río Rin. Sus curvas sirven de protección contra las inundaciones en épocas de deshielo grandes.

También puede ver el Kats Burg, que fue construido por el arzobispo de Tréveris en el margen oriental del río Rin, y el Burg Maus, que fue erigido en el lado opuesto del río por los poderosos condes de Katzenelnbofen, como una forma de enfrentar al primero.

Tanto el clero y los señores feudales lucharon en el pasado por conquistar cada pedazo de tierra a los lados del río Rhin. De esta manera buscaban cumplir sus objetivos de instalar peajes para los marineros y obtener tierras para trabajar en la producción de vino, que era la actividad productiva más importante de la región en ese momento. Sin embargo, el tesoro más grande del río Rin es el castillo Marksburg.

Construido en el siglo XIII, el castillo Marksburg se encuentra tan cerca del precipicio que en algunas secciones de sus muros se confunden con las piedras de la montaña y se funden en estas. Las escaleras y la entrada principal fueron talladas directamente en la pizarra de la roca. El tejado puntiagudo también es de pizarra, que fue extraída de la base del castillo. Al subir las escaleras se llega justo en frente de la construcción más antigua: el Palacio Románico. Pero si usted va hasta la muy estrecha plaza central del complejo, verá también el Palacio Gótico.

Las leyendas del castillo Marksburg permanecen hasta hoy en día. Se dice que el castillo es protegido por San Marcos. Una leyenda del siglo 20 explica que San Marcos fue quien impidió que la princesa que en su momento residía en el palacio se casase con un supuesto caballero que era, en realidad, la encarnación del propio diablo. San Marcos hizo su aparición primero a un monje, y más tarde a la pareja, protegiéndose a sí mismo con una cruz y una espada encantada.

Se cree que la leyenda fue confirmada en el año 1937, cuando un turista se detuvo durante unos minutos en la capilla del complejo a rezar y tomó una foto de una ventana. Cuando la película fue revelada, la imagen mostró una silueta oscura de una persona que reza, mientras que se arrodilla delante de la ventana. Los lugareños atribuyen esta silueta a la de San Marcos.

Usted puede o no puede creer las leyendas pero, en cualquier caso, el castillo de Marksburg vale la pena una visita. Encantado o no, el Marksburg ha sobrevivido al paso del tiempo, así como a las granadas tiradas por los norteamericanos durante la guerra, cuando el castillo se encontraba en medio de la línea de combate.

Hoy en día, la mayoría de los castillos del río Rin, junto con muchos otros castillos en Europa, se han transformado en hoteles de turismo, donde los que hacen un viaje a Europa tienen la oportunidad de retroceder en el tiempo y revivir los gloriosos días del pasado. Durante su estancia en un castillo en Europa será capaz de imaginar que es el rey, la reina, el señor feudal o tal vez parte de la gente de la ciudad que rodea al castillo.

Por otra parte, la navegación en el río Rin es una gran experiencia que debe probar. El agua se congela durante el invierno, pero si usted toma un viaje a Europa en el verano, otoño o primavera, puede que quiera dar una oportunidad a esta experiencia única.

¡Le deseamos un muy buen viaje!

 

También te puede interesar

Tres destinos europeos para unas vacaciones tranquilas
Hay muchos destinos en Europa donde puede elegir pasar sus vacaciones. Hay lugares para esquiar, hoteles...
Patrimonio en Gales, “la tierra de los castillos”
Gales, un pequeño país al este de Inglaterra, muchas veces queda olvidado por su popular vecino a la...
Viaje a Praga
Es considerada una de las ciudades más bellas de Europa Central. También se muestra como uno de los...
Monte de Ombúes: Eco-Turismo en Uruguay
A tan solo unos pocos kilómetros del paradisíaco pueblito de pescadores de Cabo Polonio y de las dunas...
join universe