rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Centro de París: gay-friendly y artístico

Cuando se visita una ciudad tan cosmopolita y concurrida está casi todo dicho. Muchas veces nadie se cuestiona qué ver o qué visitar porque está impuesto en el colectivo las zonas y edificios para ver. Paris es una gran ciudad y para poder conocerlo todo se precisaría mucho tiempo y dinero. En el centro de la ciudad luz hay un espacio tan viejo como la historia, que acoge la diversidad sexual y artística. Un día por sus laberintos, lo hará perderse en la historia y encontrarse tanto con personajes de antaño como modernos franceses.

Le Marais

Para llegar a pie, se puede caminar desde Île de la Cité, Hôtel de Ville y el Centro Pompidou. En metro son muchas las estaciones útiles, las más conocidas son la de Saint Paul y la Bastille (líneas 1, 5 y 8).

Entre calles empedradas, palacetes y jardines encantadores, el barrio Le Marais es una de las opciones menos tenidas en cuenta en un primer viaje a Paris. Sin embargo, debería ser una de las zonas más concurridas por su historia y belleza. Es uno de los barrios más antiguos de París, es la sede de la colectividad judía más grande de Europa así como el elegido por los gays desde los ’80. Al oeste delimita con la rue du Temple y al este por el boulevard Beaumarchais, al norte con la rue Bretagne y al sur por el río Sena.

Aquí debe visitar el centro del barrio, la Place des Voges, la plaza más antigua de la ciudad. Y no solo optará por verlo, sino que el jardín del centro lo invitará a quedarse un rato contemplando los tilos y fuentes. Si va en verano, verá las fuentes llenas de niños jugando con el agua, salpicando y calmando el calor. Para comer, la oferta gastronómica es de las más valoradas en cuanto a pretzels, strudels y falafels. Hay muy buenas pâtisseries y panaderías, se recomienda la Sacha Finkelsztajn y L’As du Fallafel. Como pintoresco y parte del turismo friendly, tiene una infinidad de cafeterías, discotecas, cabarets y tiendas para gays, sobre todo en la calle Sainte-Croix de la Bretonnerie y Vieille du Temple.

Grandes personalidades vivieron entre estas calles, como el cardenal Richelieu y el escritor Victor Hugo. La casa de este último funciona hoy como un museo, abre de martes a domingo de 10 a 18 horas. Es un apartamento organizado según las etapas de su vida con respecto al exilio: antes, durante y después de él. Otro museo que no puede dejar de ver es el de Carnavalet, cuenta la historia de París a través de todo tipo de obras de arte. Abre de martes a domingo de 10 a 18 y la entrada es gratuita.

Por último, aunque no menos importante, se destaca el de Picasso, hay obras de diferentes épocas de su vida. Cuenta con más de 200 pinturas, 150 esculturas, y hasta colecciones del propio artista, entre ellas cuadros de Matisse, Miró, Cézanne y Degas. Lamentablemente hasta mediados del 2013 estará cerrado por reformas, pero si va después de julio del año entrante, seguramente pueda disfrutarlo.

Incluya en su itinerario la visita a este barrio, al menos un día debe pasar por algunas de sus cafeterías, tomar un café y comer un pain au chocolat mientras contempla el aire artístico de su historia. Le Marais es un dinosaurio que poco ha cambiado y con el paso de los años se vuelve más valioso e interesante.

 

También te puede interesar

Guía rápida a Toronto
Visitar Canadá y no pasar por Toronto es casi imperdonable… ¿Cuántas veces ha escuchado eso? Y si...
El sueño americano
Nueva York: No hay nada como "el sueño americano" Cuando pensamos en los Estados Unidos muchas veces...
Las mejores fiestas de Halloween en Estados Unidos
Contar historias de terror y creer en el mundo donde existen las criaturas míticas, pasa siempre al...
5 lugares populares para visitar en Brasil en Junio
Como la sede de la próxima Copa del Mundo, no es sorprendente que muchas personas estén interesándose...
join universe