rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Experiencia de viaje en Chiang Mai, la ciudad de las tradiciones

Unos pocos días en Bangkok ya piden a gritos un cambio. El caos y exceso puede ser abrumador. Apenas llegas, los ojos no dan abasto con tanta cantidad de personas, puestos callejeros, tuk-tuk, autos, carteles y mugre. Para ir a otra ciudad, hay cientos de agencias de viajes hambrientas por vender cualquier excursión o pasaje. Solo queda probar suerte y tratar de hacer un buen negocio, en este caso compré un pasaje de ida y vuelta en tren, y 3 noches de hotel en Chiang Mai, la ciudad de las tradiciones.

El viaje en tren partió 2 horas más tarde de lo programado, pero a nadie le sorprendió, es más, todos los turistas disfrutaban de sus tragos. Los mozos tailandeses pasaban por lo vagones ofreciendo comida para la cena y robando con simpatía un poco de cerveza en manos europeas. Eso era solo el principio de lo que más tarde terminó siendo una fiesta en el vagón-bar, donde unas 80 personas bailaban, tomaban, comían e intercambiaban experiencias por Asia.

Al llegar a la ciudad de las tradiciones, alguien ya me estaba esperando con mi apellido escrito de forma casera, en un papel. Entre sonrisas y gestos amistosos fuimos directo para el hotel. La tranquilidad y paz de las calles contrasta con el ambiente de la capital tailandesa, mostrando un país diferente y con un temple aún más calmo. Las calles son más angostas y silenciosas, se siente una mayor cercanía entre ellos y con los extranjeros, que están por todos lados. Después de una larga justificación negándome a ir a visitar las “tribus” del norte, fui. En la puerta, unas 4 cajeras venden las entradas a la cruel realidad. Diferentes grupos nativos de Asia se mantienen encerradas en forma de exposición, simulando ser las auténticas. Salta a la vista el circo creado en beneficio del Estado. Básicamente se muestran como una vez lucían sus ancestros, venden a los extranjeros artesanías y ofrecen tomarse fotos, aunque usted no lo haya pedido. Es interesante, me quedé unas 3 horas hablando con algunas de ellas que (no) curiosamente hablaban inglés.

Volviendo a la ciudad, caminé horas y en casi cada cuadra me encontraba con hermosos templos. Ya había visto algunos en Bangkok, pero acá se notaba que la religión está mucho arraigada. Cada uno es diferente al otro, pero todos siempre con la representación de Buda, en gran tamaño. A los monjes, vestidos día y noche con sus túnicas naranjas, se los encuentra en cualquier rincón, y claro dentro de los wat. Para comer, cualquier barcito que tenga los platos típicos está bueno.

De noche, fui directo al regateo. El Night Bazaar es una feria que ocupa calles y calles con cientos de puestos vendiendo todo tipo de productos. Ropa, comida, adornos, accesorios y artesanías de todos colores y tamaños pero ninguno tiene precio, se los pone uno. Una vez en el mercado, se aprende a negociar, las calculadoras son el arma comerciante y los números se vuelven el lenguaje universal. Muchos de ellos no hablan inglés, pero con señas y cifras se llega a un trato, siempre más beneficioso para el turista, cuando se aviva.

Esto fue solo el primer día en Chiang Mai, donde la religión y la simpatía de los tailandeses me hicieron sentir tan cómoda que me arrepentí de haber comprado el pasaje de vuelta a Bangkok. Con tradiciones y costumbres tan únicas, ésta ciudad es digna de ser visitada o mejor aún, como hacen muchos, de ser vivida varios meses.

 

También te puede interesar

Conozca Bangkok, la Venecia del Oriente
“…y el mundo es tuyo”. La canción del grupo británico Murray Head no podría haber descrito mejor...
Ciudades con canales impresionantes
Al igual que los diamantes, las ciudades que tienen canales, no sólo deslumbran, sino que son fuente...
8 destinos vacacionales y su presupuesto
Estos son algunos de los destinos vacacionales más costeables del mercado para aquellos que tienen que...
Las 6 mejores rutas de senderismo en el sudeste asiático
El sudeste asiático es un lugar muy especial para practicar senderismo. Puede pasar días caminando...
join universe