rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Christianshavn y Christiania

Último día en Copenhague: Christianshavn y Christiania

Ir en bicicleta hasta Christianshavn fue un poco más difícil de lo que esperaba. Tratando de no perderme por las calles pequeñas, y evitando tomar la autopista, pedalee hacia el suroeste de Norreportpor la calle NorreVoldgade. Desde allí tomé H.C. Andersens Boulevard en dirección sureste y crucé el puente Langebro en Amager Boulevard. No vi a tiempo mi salida en la calle VødLangebro y debí realizar un camino más largo, pedaleando hasta el siguiente cruce en Torvegade.

Por fin, unos 40 minutos después de salir de la casa, llegué a la Iglesia VorFreslers (Iglesia de Nuestro Salvador), donde me encontré con una amiga para subir al campanario. Por 25 coronas, se le permite subir hasta 100 metros de altura por escaleras. La última sección de la subida se realiza alrededor de la torre de la iglesia, pero en el exterior, lo que le permite obtener una vista impresionante de la ciudad y tomar bellas fotografías. En interior de la iglesia es de color blanco y muy simple, con un altar bien decorado e incluso un rincón para los niños.

A partir de ahí, entramos a Christiania, que es una comunidad autogobernada que se asentó en territorio danés en los años 70 y vive de forma independiente. Los habitantes de Christiania no pagan impuestos a Dinamarca y viven bajo sus propias reglas, realizan su propia producción, comercio, etc. Por lo que pude ver en Christiania, la comunidad está compuesta de personas de todo el mundo, principalmente hippies o personas con un estilo de vida muy relajado, que viven del turismo y la venta de drogas. No está permitido tomar fotos dentro de la colorida Christiania, y la gente puede ser muy agresiva si se lo intenta, así que mi consejo es para ocultar muy bien la cámara si se atreve a probar suerte.

Al sur de Christiania se encuentran una serie de parques con costas arenosas. Allí descansamos sentadas en un banco hecho de un tronco de un árbol caído, relajándonos bajo el sol. Más tarde continuamos nuestro paseo por los diferentes bastiones de Christianshavn y pasamos por un viaducto bajo a Amager Boulevard, hacia las Islas Brygge y Ørestad. Esta zona está llena de casas modernas y arquitectura de vanguardia. Caminamos por la bahía, pasando por Havne-parken y luego regresamos a Christianshavn para unalmuerzo tardío a las 16 horas en una terraza.

Yo había dejado mi bicicleta en el jardín de la iglesia, sin saber que la verja y la iglesia cerraban a las 15 horas. Fue así que no tuve más remedio que trepar a la verja de hierro, quitar el candado mi bicicleta, pasarla al otro lado de la verja -con la ayuda de mi amiga y un señor mayor danés que se detuvo para ayudarnos-, y trepar de nuevo la verja hasta regresar a la calle. Afortunadamente, no había policías alrededor (llamadosPoliti en Dinamarca).

Terminamos nuestro último día completo de nuestro viaje a Copenhague con una salida nocturna a un bar de cocteles ubicado un poco detrás de la estación central de trenes. Ese día había happy hour de cócteles, que se ofrecían a precio de 2×1 entre las 20 y las 23 horas (como todos los días de semana, los viernes es horario reducido de 20 a 22 horas).

Luego fuimos a una discoteca, lo que no fue sencillo porque ese día era jueves santo y comenzaban las vacaciones de Pascuas para muchos en Copenhague. Todas las discotecas parecían estar llenas y tenían una larga fila de espera para entrar.

Por lo general las discotecas y locales bailables de Copenhague cobran entrada, tanto a chicos como a chicas. En la discoteca de nuestra elección el costo de la entrada esa noche era 60 coronas. También se cobra el uso de guardarropa a 15 coronas cada prenda. La música es principalmente electrónica y techno, la gente baila a menudo en forma graciosa, por lo que resulta divertido verlos!

El último día consistiría principalmente en descansar, armar las maletas, almorzar y tomar el tren de regreso a Hamburgo. Esa noche fue la despedida real y el final de mi viaje a Copenhague.

 

También te puede interesar

Viaje a Copenhague
Una semana en la colorida Copenhague, día uno Se dice que abril y mayo son los mejores meses para hacer...
Turismo en Copenhague
Una segunda visita al centro de la ciudad de Copenhague Con el sol brillando y los días cada vez más...
Andar en bici por Europa
En las últimas dos décadas, los ecologistas han tenido una animada campaña con el objetivo de reducir...
Hamburgo hasta Copenhague
Desde Hamburgo hasta Copenhague Luego de pasar gran parte de mis vacaciones de Pascuas en Hamburgo,...
join universe