rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

El encanto de Oporto

Como en casi todo país, sucede que son siempre las capitales las más visitadas y elegidas. A veces es una decisión acertada, pero otras veces la primera opción no siempre es la más obvia. Portugal tiene un porcentaje elevado de turismo extranjero, y aunque su capital, Lisboa, es hermosa e imperdible, pasa lo mismo con Oporto. Lo mejor que puede hacer es incluir en su itinerario ambas ciudades como las más importantes para ser vistas.

El centro histórico de la ciudad de Oporto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su historia, su belleza y su importancia a ser protegido y salvaguardado.

Un día por sus calles

Se puede comenzar conociendo la Iglesia de los Clérigos, una de las construcciones más emblemáticas de la ciudad. Su torre es la más alta de Portugal con unos 76 metros de altura y un total de 200 cansadores pero valederos escalones. En el camino a la cima irá viendo un total de 49 campanas y una vez arriba, la vista de la ciudad es impagable.

Por la rúa de das Carmelitas se puede conocer la Librería Lello e Irmao, famosa por haber sido escenario de películas como la de Harry Potter. Caminar por la Rua Santa Catarina es un paseo obligatorio por ser el centro de las principales tiendas. Aunque no quiera ir de compras, se trata del centro comercial más importante, la peatonal comienza en la Plaza de Batalha donde también debe aprovechar para ver la Iglesia de San Antonio de los Congregados. En el camino está la Capilla de las Almas y restaurantes y cafeterías. Si quiere tomar algo, el Café Majestic es un antiguo lugar con historias y anécdotas desde la década del 20. Escritores y artistas solían reunirse allí y muchos de ellos se inspiraron en él para sus obras.

En la Rúa de Fernándes Tomás está el Mercado do Bolhao, una de las zonas más coloridas y entretenidas. Allí se venden flores, frutas, carnes, pescado y tiene la particularidad de mantenerse igual que en sus comienzos en el año 1914. Se ubica en un edificio que está bastante poco cuidado pero de todas formas es un sitio emblemático e icónico de Oporto.

El Palacio de la Bolsa es otro edificio merecedor de ser visto, al menos su fachada. Su interior puede ser recorrido con visitas guiadas donde se explica la historia del lugar, un espacio de estilo neoclásico, un patio central, la Sala Dorada, la Sala de las Asambleas Generales y la Sala Árabe.

Noches para el recuerdo

El barrio Ribeira está ubicado sobre el río Duero en la zona del centro histórico. Se caracteriza por coloridas casas y decoradas fachadas. Para poder apreciarlas mejor puede sentarse en la orilla opuesta en Vila Nova de Gaia a cenar mientras disfruta de un paisaje encantador. Lo mejor es aprovechar y pedir el plato típico: el Bacalao. Sino también se puede pedir unas Tripas a moda do porto (algo parecido a los callos), o las Francisanas, un sándwiches completo con jamón de york, queso, salchicha, huevo y churrasco de ternera.

La visita a una bodega es fundamental para aprender sobre el nombre de la ciudad y la historia y producción del tan importante Oporto. Las bodegas más importantes están en Vila Nova da Gaia, donde se recomienda la de Ramón Pintos, la Sandeman o la Ferreira.

Esta ciudad ofrece mucha arte, cultura, historia además de una gama de hoteles que harán de su estadía en Oporto una experiencia placentera.

 

 

También te puede interesar

La belleza de Oporto
Uno de los países más pintorescos de Europa es, sin dudas, Portugal. La calidez de su gente recibe...
Hostales en Portugal: Lisboa y Oporto
Bella arquitectura, rincones con encanto, un rico patrimonio histórico, excelente gastronomía… Hay...
Top 5 de cosas por hacer en Porto
Conozca la ciudad que le dio el nombre a Portugal, Porto (también conocida como Oporto). No puede perderse...
Pequeños hermosos lugares para visitar en Europa
Hace poco escuche como relacionaban el término “spring break” con Semana Santa, y me encantó, se...
join universe