rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

El espectáculo de Puerto Madryn

La Patagonia argentina se caracteriza por la cantidad de lagos, parques y ciudades plagadas de encantos naturales. En la Península Valdés, los únicos habitantes no son humanos, sino que también animales. Allí se encuentra la mayor población reproductora de ballenas francas australes y dependiendo la época, se puede avistar delfines, toninas, pingüinos y elefantes marinos. La puerta de entrada y lugar más elegido para vivir el espectáculo marino es Puerto Madryn.

Turismo responsable

Estas ballenas están en extinción, lamentablemente son fáciles de cazar ya que su nado es lento. Su reproducción es poco regular, teniendo cría cada 3 años, lo que enlentece el desarrollo del animal. En mayo empiezan a llegar algunas, aunque la mejor época para visitarlas es entre junio y octubre (inviernos en el hemisferio sur).

Su verano también ofrece concurrencia debido a sus playas y a la práctica de deportes. Muchos argentinos van a hacer canotaje, kitesurf, motosky o canotaje, no es el caso de los extranjeros, quiénes deciden visitar la zona por su belleza animal. Algunos cruceros llegan por el muelle de Luis Pedrabuena y quienes tienen como destino Puerto Madryn, no tienen de que preocuparse, el ecoturismo los espera. La ciudad tiene una gran variedad de hoteles y alojamientos de diferentes calidad, para adaptarse al bolsillo de cualquiera.

Las puestas de sol sobre algún acantilado son otra maravilla que ofrece. Una de las mejores vistas está al pie del Ecocentro, un edificio de arquitectura galesa donde se guarda un recorrido científico y cultural. Todas las salas muestran vida animal, se puede observar e interpretar el ecosistema marino, a través de sonidos, fotografías y reproducciones de la funa de la zona. Año a año no solo turistas son atrapados por éste mundo, sino que cientos de liceales de Argentina y de países vecinos se aventuran con fines académicos.

El show y centro de atención

Los amantes al mundo marino claramente preferirán este tipo de show, antes que cualquier cantante o baile. Las ballenas francas australes, tienen un promedio de 14 metros de largo y pesan unas 40 toneladas, lo que parecería complicar sus movimientos, pero el espectáculo es prometedor.

El tipico avistaje requiere colocarse un chaleco salvavidas y capas impermeables. Es normal mojarse, y hasta empaparse. El barco sale de la costa y va mar adentro, pero no son necesarios tantos metros. Lo más impresionante son los saltos que logran, algunas llegan a elevarse medio metro sobre el nivel del agua. Desde el barco, decenas de cámaras aprovechan para fotografiar el segundo en el que la ballena queda en el aire. Otro movimiento más habitual es el de la cola, estas miden unos 5 metros y hacen un gesto como de saludo.

En épocas más concurridas, como el mes de junio, es más usual ver desde las playas las ballenas nadando. Se puede optar por no hacer el avistaje en barco y simplemente contemplarlas desde la costa. Por su apariencia, pueden ser confundidas con rocas, porque en la parte superior de la cabeza tienen una gran callosidad. Esa es como su marca de diferenciación, ya que no hay dos marcas iguales.

 

También te puede interesar

La Patagonia Chilena
La Patagonia Chilena: el preferido de los turistas Con su amplia extensión territorial y variedad ...
Paseo Puerto Varas y Puerto Montt
Si su viaje a Chile incluye un paseo por el sur, son muchas las opciones de destinos y paisajes a visitar....
Ruta turística Chile – Argentina
Turismo Aventura de Chile a Argentina Una nueva ruta turística llevará a los visitantes por los espectaculares...
Guía para su primer viaje a Chile
Este país de 4270 km de largo y solo 64 km de ancho en el punto más angosto, es uno de los más geográficamente...
join universe