rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Hamburgo hasta Copenhague

Desde Hamburgo hasta Copenhague

Luego de pasar gran parte de mis vacaciones de Pascuas en Hamburgo, me trasladé a otra ciudad portuaria un poco más hacia el norte: Copenhague. Además de ser la capital de Dinamarca, Copenhague es el hogar de cerca de un millón de daneses. Se trata de una hermosa ciudad que no es demasiado grande ni demasiado pequeña, sino que cuenta con el tamaño adecuado para que usted pueda disfrutar de su tiempo allí.

Un viaje de cinco horas me llevó desde Hamburgo hasta Copenhague en una interesante combinación de medios de transporte. El tren alemán Inter-City Express hace todo el recorrido, pero no puede – por supuesto – ir sobre el agua. A su vez, si busca las ciudades de Hamburgo y Copenhague en un mapa comprobará que realizar todo el viaje por tierra tomaría más tiempo. Entonces, ¿cómo se hace? Después de dos horas de viaje en tren rumbo al norte, el tren ingresa a la bodega de un ferry que navega por 45 minutos hasta llegar a la costa danesa. Una vez en el otro lado, el ferry se abre de nuevo y el tren continúa su viaje por tierra durante dos horas más, hasta llegar a Copenhague.

Durante el viaje en ferry, los pasajeros no pueden permanecer en el tren, por seguridad. Sin embargo, quienes viajan en tren a Dinamarca pueden hacer un buen uso del tiempo realizando compras a bordo en las tiendas libres de impuestos, tomando un café o una cerveza en los bares de ferry, o sentándose afuera y disfrutando de la vista del mar azul y las gaviotas que revolotean atentas a la comida, tomando un poco de sol. En cualquier caso, se trata de un viaje muy bueno, y a buen precio: si reserva con antelación, puede obtener el billete de ida y vuelta desde Hamburgo a Copenhague por tan sólo 60 euros.

Al llegar a la estación central de Copenhague, lo primero que hice fue buscar un cajero automático y retirar algo de dinero en Coronas Danesas, como se denomina a la moneda local. Dinamarca forma parte de la Unión Europea, pero hasta el momento no ha decidido comenzar a usar euros. Si viaja con dinero en efectivo en euros y desea cambiarlo, es mejor hacerlo en los bancos o en oficinas de cambio (como X-Change o Forex), donde las tasas son competitivas. Evite las máquinas de cambio de divisa presentes en algunos bancos, dado que a menudo se le cobrará una tarifa de 25 coronas para cada operación en que las utilice. En abril de 2011, un euro equivale a un poco menos de 7,5 coronas.

Las tarjetas de crédito Visa y MasterCard son ampliamente aceptadas en Dinamarca. Otras tarjetas de crédito son a veces aceptadas en el principal distrito de compras (Strøget) y en algunas zonas turísticas de Copenhague, que pueden incluso a veces también aceptar euros. Sin embargo, esta no es la regla sino la excepción. Las tarjetas de débito, a excepción de las danesas, no son aceptadas para pagos en comercios de Copenhague.

Dejar mi equipaje en un casillero grande en el sótano de la Estación Central me costó 50 coronas, o alrededor de 6,5 euros. Sin embargo, como un amigo pasaría a buscarme por el centro de la ciudad al atardecer, valía la pena dejar mi equipaje y así estar más libre para recorrer la ciudad. Mi viaje a Copenhague, acababa de empezar!

 

También te puede interesar

Visitar Hamburgo
Visitar Hamburgo desde Berlín ¿Por qué visitar Hamburgo? Se trata de la segunda ciudad más grande...
Turismo en Hamburgo
Hamburgo, primer día: un paseo por la ciudad A diferencia de lo que venía ocurriendo en mis otros...
Christianshavn y Christiania
Último día en Copenhague: Christianshavn y Christiania Ir en bicicleta hasta Christianshavn fue un...
Turismo en Copenhague
Una segunda visita al centro de la ciudad de Copenhague Con el sol brillando y los días cada vez más...
join universe