rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Isla de Kos

Viaje a Grecia: Dos días en la isla de Kos

Antes de empezar a buscar vuelos para mi viaje a Grecia no había oído hablar jamás de la isla de Kos. Situada en el Mar Egeo, Kos – o Cos, como también se escribe a veces – es la tercera más grande de las islas del Dodecaneso en Grecia. Esta playa se encuentra entre las islas de Kalymnos y Nysiros y es, después de Rodas, el segundo más popular destino de todas las islas del Dodecaneso.

Con 112 kilómetros de playas de arenas blancas y suaves, el turismo es una de las principales actividades productivas en la isla de Kos. La mayoría de las personas en Kos que no se dedican al turismo viven de la ganadería y, en segundo lugar, de la agricultura. Los principales cultivos en Kos son los tomates, el trigo, las aceitunas, las almendras, los higos y las uvas.

Lo que llama más la atención de esta isla es su geografía montañosa. Las montañas de Kos se encuentran justo al lado de la costa, lo que confiere a las playas de una atmósfera mágica. Este paisaje tiene que ver con el pasado geográfico deKos, que formaba parte de una cadena de montañas que se separó del continente en los tiempos antiguos a causa de una serie de terremotos. Las vecinas islas de Kalymnos y Kappari también tienen este origen, así como la pequeña isla volcánica de Nisiros.

Kos también se encuentra muy cerca de la costa de Turquía, desde donde salen barcos con destino a Kos muy a menudo –partiendo desde Bodrum y Datca. Estos paseos de ferry en Grecia permiten que aquellos que están realizando un viaje a Turquía puedan ver un poco de este país.

Usted puede llegar a Kos en avión, con los vuelos de bajo costo de Ryanair, o volando con compañías griegas como Aegean Airlines y Olympic. Variedad de vuelos charter también llegan a Kos durante los meses de verano.

Si llega a Kos en avión, como hicimos nosotras, usted aterrizará en el centro de la isla. Desde allí se puede tomar un autobús a la principal ciudad de Kos, conocida como “Ciudad de Kos”, pasando por una ciudad más pequeña llamada Mastihari. El costo de este traslado es de € 3,20 por persona, y le llevará unos 30 minutos ir desde el aeropuerto hasta la estación de autobuses de Kos. Para este y todos los autobuses, los horarios impresos están disponibles en las paradas de autobús, por lo general en carteles adheridos a las paredes.

A su llegada a la terminal de autobuses en la ciudad de Kos, el conductor del autobús amablemente nos proporcionó un mapa, que nos ayudó a encontrar nuestro primer hotel en Grecia. También un griego residente en Holanda que regresaba a su país para disfrutar de un mes de vacaciones en Kos, y una chica holandesa que viajaba a Kos para comenzar su trabajo de verano en un bar, encontraron su destino gracias a nuestro mapa y direcciones.

Nuestro hotel en Kos era pequeño, pero muy agradable y acogedor, con personal muy amable. Se trataba de un hotel familiar llamado Koala. En general, los griegos son muy agradables, amigables y amables. Siendo dos chicas jóvenes viajando por su cuenta, no tuvimos ningún problema y encontramos a la mayoría de los hombres en Kos muy respetuosos.

Después de desempacar nuestras sandalias y vestidos, quitarnos nuestros jeans y abrigos y sustituirlos por esta ropa de verano, nos fuimos a cenar al centro de la ciudad, a un restaurante justo al lado del Ágora. En mi caso, decidí probar las mousakas, un plato típico de la zona a base de patatas cocidas, tomates, berenjenas, carne picada y salsa bechamel, acompañado de papas fritas francés y verduras. ¡Era delicioso! El vino blanco local de nuestra elección resultó ser ligero, fresco y dulce, complementando este plato perfectamente.

Luego de ponernos al día con las historias de nuestra vida durante los últimos meses, lo que tuvo lugar durante la cena, estábamos cansadas del viaje y fuimos de regreso al hotel.

Al día siguiente, desayunamos en el hotel y realizamos el checkout. Afortunadamente, nos permitieron dejar nuestro equipaje allí durante el día. El hotel estaba preparado para los turistas que toman el ferry de la tarde y tienen ganas de disfrutar de la playa durante el día, por lo que contaba con un sótano con duchas y aseos para estos casos.

Teníamos la intención de ir a Playa Paraíso o ala más tranquila playa de Lagada, cerca de Kefalos, en la zona suroeste de la isla. Tanto los lugareños como los turistas nos habían sugerido visitar estas playas, pero el recepcionista nos explicó que habíamos perdido el último autobús de la mañana (10h) y tendríamos que esperar mucho tiempo para el primero de la tarde (13:00) que nos llevaría a este lugar. Por otra parte, el viaje nos llevaría una hora. El recepcionista nos aconsejó ir a Tigaki, a sólo 15 minutos de la ciudad de Kos y con un autobús que partía a las 11 horas. Decidimos hacer caso a su sugerencia y nosapresuramos a la estación de autobuses con nuestra ropa de playa.

El boleto de ida en autobús a Tigaki tuvo un costo de 2 euros. El autobús era muy cómodo y nos dejó justo en frente de la entrada de la playa. Entramos y alquilamos para todo el día un conjunto de dos reposeras de playa con cojines, una sombrilla y un pequeño banco. Luego nos fuimos directamente al agua de color turquesa, que estaba fresca pero no demasiado fría, justo a la temperatura perfecta para nadar. La vista de las montañas de la vecina isla de Kalymnossobre el agua era increíble, así como la vista que desde allí teníamos de la costa turca.

La playa era silenciosa y tranquila, con gente de todas las edades y una gran cantidad de parejas de avanzada edad. Alejándonos a pie un poco más nos encontramos con una gran cantidad de personas que practican el nudismo en una zona menos concurrida de la playa. La gente era muy agradable, tanto griegos como extranjeros. Nadie nos molestó y no tuvimos inconvenientes.

Pasamos todo el día en la playa, solo saliendo alrededor del mediodía para comprar algo de helado, una loción de protección solar más fuerte y una loción hidratante para después del sol. De cualquier modo, ya era demasiado tarde para los productos de protección de la piel; la nuestra ya estaba quemada por el sol. Estos productos deben ser aplicados antes de la exposición al sol, y no ayuda mucho si sólo se les aplica después de pasar horas bajo el sol del mediodía con un protector solar de baja protección como toda barrera.

Tomando un descanso del sol, a eso de las cinco de la tarde tomamos un almuerzo / cena temprana en un restaurante local con una linda vista de la playa. Después de eso, tomamos el último autobús de la tarde a las 18:25, que nos llevó de regreso a la ciudad de Kos. Utilicé el tiempo de espera antes de que llegase el bus para comprar postales y sellos en una de las muchas tiendas de souvenirs en Tigaki.

Una vez de vuelta en Kos, nos quedaba poco tiempo que utilizamos para canjear nuestros boletos de ferry en la oficina de Blue Star, apresurar nuestro regreso al hotel, tomar una ducha y embarcar en el ferry. Pasaríamos la noche viajando de Kos a Atenas, parando en el camino en la popular isla griega de Santorini.

 

También te puede interesar

Vacaciones en Creta
La más bella de las islas griegas Si se realizase un concurso de belleza en el que las más de 6000...
Nuestros mejores consejos para visitar Grecia
Grecia es por excelencia uno de los países con las playas mediterráneas más hermosas, además de una...
Navagio, la playa más bonita de Grecia
Grecia es un país que posee playas hermosas en todos sus rincones e islas. Sin embargo, la playa Navagio,...
Fira, una ciudad de ensueño en Santorini
Sin dudas que hay muchísimos lugares exóticos en Grecia pero si alguna vez se preguntó cuál...
join universe