rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Monedas únicas antes del Euro

Olvídese del cambio de moneda: monedas únicas antes del Euro

El euro apareció por primera vez el 1 de enero de 2001. Sin embargo, Europa tuvo una moneda única entre varios países independientes años atrás, mucho antes de que se hablara de la Unión Europea o de que se concibiese el Euro.

La iniciativa de la unificación de la moneda en Europa tuvo lugar 136 años antes de que se acuñara el primer Euro. El principal impulsor fue Francia, el 23 de diciembre de 1865. Fue entonces cuando Francia firmó un convenio monetario junto con Bélgica, Italia y la Suiza de la época. Más tarde se les unió Grecia, que incorporó su firma el 8 de octubre de 1868.

Pero ¿por qué nunca había oído hablar de esto? En realidad, no era una moneda única en sí, sino la unificación del valor de las monedas en cada uno de estos países, utilizando el valor de los francos-franceses de la época, como una línea de base frente a la que igualar las demás divisas. Tal vez ahora si se haga idea de lo que estamos hablando, es probable que haya escuchado hablar, por ejemplo, de los “francos suizos”.

Pero el acuerdo sólo es válido para las monedas metálicas. No fue posible hacer que todas las casas de cambio de los bancos reconociesen todos los diferentes billetes Con las monedas metálicas era más fácil: todas tenían el mismo tamaño, el mismo peso y estaban hechas de los mismos dos metales: oro y plata.

En realidad, esta convención sólo hizo oficial y racionalizó una práctica ya existente en la Europa de ese entonces: el reino de Piamonte-Cerdeña y el ducado de Parma (desde 1815), Bélgica (desde 1831), Suiza (desde 1851) y el resto de los estados italianos (desde 1860 ) se alinearon con el sistema monetario francés, a pesar de optar por conservar sus monedas nacionales.

Más tarde, otros países siguieron el mismo camino: pronto se incorporaron la peseta de España y el marco finlandés, también buscando la consonancia con los francos franceses. Austria, Hungría y Rusia utilizaron diferentes unidades, pero un rublo ruso valía cuatro francos. La tendencia continuó con la incorporación de Rumania, Bulgaria y Serbia. El movimiento pronto cruzó el Atlántico llegando a diferentes países de América Latina: Colombia, Argentina, Haití y Venezuela.

Llegó a haber 17 países con su moneda alineada con el franco francés, y los Estados casi llegaron también a convencerse y unirse al grupo. En todas partes del mundo, las piezas de oro y plata eran aceptadas y tenían el mismo valor. Ya no era necesario hacer cambio de moneda, el sueño del mundo ideal de los trotamundos y viajeros del mundo!

Pero ¿por qué es esto tan nuevo para nosotros? Las cosas empezaron a cambiar cuando fueron descubiertas minas de oro y plata en América Latina, poniendo fin a la paridad entre los dos metales. Las monedas de plata dejó de ser acuñadas poco después (en 1878 en Francia), dejando sólo las monedas de oro disponibles para el intercambio. La unión terminó oficialmente en 1928, pero en verdad, comenzó a cesar durante la primera Guerra Mundial, ya en 1914, cuando la circulación de las monedas de oro fue objeto de interdicción – prohibida.

El mundo ha cambiado mucho en los últimos tiempos y no estamos ya frente a la posibilidad de contar con un sistema de moneda única en todo el mundo. La globalización condujo a algunos países a buscar la regionalización y el proteccionismo, la formación de alianzas como la Unión Europea, que no permiten la participación de quienes no pertenecen a la alianza. Pero tal vez, sólo tal vez, el euro, alcanzando ahora su primera década de existencia, es la reactivación de un proceso de unificación que nos ayude a estar más cerca unos de otros, el tiempo lo dirá.

 

También te puede interesar

Hamburgo hasta Copenhague
Desde Hamburgo hasta Copenhague Luego de pasar gran parte de mis vacaciones de Pascuas en Hamburgo,...
Día de la Reina en Amsterdam
Día de la Reina en Holanda: Amsterdam Una de las particularidades del continente europeo es el hecho...
Eventos interesantes este verano en Berlín
Una de las principales características de la capital alemana es su increíble abanico de ofertas culturales....
Viaje a Praga en épocas de frío
Turismo de Invierno en Praga Si bien no existe tal cosa como ciudades de invierno y ciudades de verano,...
join universe