rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Monte de Ombúes: Eco-Turismo en Uruguay

A tan solo unos pocos kilómetros del paradisíaco pueblito de pescadores de Cabo Polonio y de las dunas de Valizas, el Monte de Ombúes ofrece un paisaje diferente. Se trata de una de las mayores agrupaciones de ombúes en el mundo y una interesante propuesta de Eco-Turismo en Uruguay.

¿Cómo llegar a Monte de Ombúes?

El acceso, de por sí, constituye uno de los atractivos. Para llegar al Monte de Ombúes usted debe acercarse a la intersección de la ruta 10 con el Arroyo Valizas, en el kilómetro 267. Allí, en el lado este del puente, puede usted elegir entre dos tipos de paseos: uno a la zona estatal del Monte, y otro a un área privada conocida como Monte Grande.

Se trata de secciones del Monte de Ombúes ubicadas en márgenes opuestos del Arroyo Valizas. Hasta allí se llega en pequeños botes que trasladan a los visitantes a lo largo del sinuoso curso del arroyo durante unos 20 minutos, llegando a la Laguna de Castillos. El bote es a motor y quien lo conduce cuenta a los visitantes amenas historias de las especies de aves del lugar, la pesca del camarón en el arroyo y otras de interés. Por lo general no se realizan grupos de más de 12-15 personas, lo que permite viajar con comodidad y disfrutar el paseo.

Además de los Palmares de Castillos y algunas especies de ganado, encontramos en esta zona teros, teros reales, garzas moras, garzas blancas grandes y chicas, chimangos, cuervillos, gaviotines, Martín pescadores y hasta cigüeñas de negro rostro.

¿Qué hay para ver y hacer en Monte de Ombúes?

El Monte de Ombúes ocupa una superficie de aproximadamente 100 metros de ancho y 20 kilómetros de largo, en una faja que rodea la Laguna e Castillos. Si bien la mayoría de esta superficie pertenece a propietarios privados, la pequeña sección estatal forma parte del Refugio de Fauna de Castillos.

La visita varía dependiendo del lado del Monte que se visite. En el lado estatal la visita tiene un costo algo menor. Allí no se encuentran los grandes ombúes, dado que la prioridad está dada al “sotobosque” o parte baja de la vegetación, que termina ganando a los ombúes y no siempre permitiendo su correcto desarrollo.

Monte de Ombúes Estatal:

El área estatal recibe al visitante con un letrero en que se solicita: “no tome más que fotos, no deje más que huellas”. Se trata de un recorrido pequeño en que predominan las pavonias amarillas y otros arbustos bajos. La cartelería es muy explicativa y descriptiva. Los senderos son bastante cerrados y no siempre fáciles de transitar.

Monte Grande:

En Monte Grande, también conocido como Rincón de los Olivera, las visitas se encuentran a cargo de los propietarios: Marcos y Juan Carlos Olivera. Esta sección del Monte de Ombúes, que es la más grande, ha pertenecido a su familia desde 1793. Aquí la prioridad está dada al crecimiento de los ombúes y de especies de árboles grandes, entre los que se destacan los Coronilla, aunque también el Canelón.

Para la conservación de las grandes especies se utilizan caballos, y se cuida el crecimiento de los ombúes jóvenes protegiéndolos de los pastos ingleses que desde los tiempos de la colonia se han esparcido por la región.

El ombú no es, para los Olivera, propiamente un árbol o arbusto. Aunque cuenta con un gran porte, su crecimiento con raíces aéreas y sin un único tronco anillado, y la forma en que el ombú crece lleva a Marcos a clasificarlo como una planta Gaudiana, en honor al español Gaudí. Gaudí desarrollaba sus obras conforme las realizaba, sin tener a priori un plan del producto final. Así ocurre también con el Ombú, que va reaccionando a los diferentes sucesos que ocurren en su vida, fortaleciendo ciertas áreas de su superficie y dejando morir otras, para hacer surgir nuevas ramas de los restos muertos de las anteriores.

Es por esto también que varios ombúes de Monte Grande cuentan con enormes cuevas en las que puede internarse una familia entera. Los Olivera las mantienen limpias para permitir a los visitantes internarse en los Ombúes y tomarse fotografías. También la “mantis religiosa”, el Ombú que baila tango con la Coronilla, el que cuenta con una enorme verruga causada por una bacteria y el que se convierte en la mejor carpa para el mes de enero son algunos de los Ombúes dignos de integrar los álbumes de fotos de todos los visitantes.

Dependiendo de la época del año y el estado del clima es la frecuencia de las salidas al Monte, que se realizan como mucho cada dos horas y que pueden sufrir retrasos. Se recomienda comunicarse antes con Juan Carlos al 099295177. No se pierda la oportunidad de visitar el Monte de Ombúes, una verdadera oportunidad de realizar Eco-Turismo en Uruguay.

Foto: Monte de Ombúes 

 

También te puede interesar

Cabo Polonio Uruguay
Cabo Polonio – una mágica perla en el Océano Atlántico A pesar de su popularidad creciente, el...
Playas de Rocha – Uruguay
Con 170 km de costas oceánicas, el departamento de Rocha es la región más al este de Uruguay. Sus...
Vacaciones en Cabo Polonio
Un fin de semana en el paraíso Con el verano austral acercándose cada vez más, comienzan los fines...
Verano en Uruguay: conozca Rocha
De todos los balnearios de Uruguay, el de más renombre internacional es Punta del Este. Pero en todo...
join universe