rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Personajes de cuentos infantiles que inspiran monumentos

Hay personajes entrañables que marcan la infancia de tal manera que son inolvidables, hay otros personajes que se olvidan y otros que se convierten en monumentos. Hay ciudades que le dedican un espacio a personajes que son creados por un autor que se inspiró, por alguna razón, en el lugar para crearlos.

La Sirenita

El famoso personaje de La Sirenita se relaciona a la ciudad de Copenhague, Dinamarca, gracias a la obra escrita en 1836 por el autor danés Hans Christian Andersen. El monumento de la La Sirenita, obra de Edvard Eriksen, se puede encontrar en el Parque Lingelinie, junto al mar Báltico.

“La Sirenita, que momentos antes había visto cómo el joven capitán caía al mar, se puso a nadar para socorrerlo. Lo buscó inútilmente durante mucho rato entre las olas gigantescas. Había casi renunciado, cuando de improviso, milagrosamente, lo vio sobre la cresta blanca de una ola cercana y, de golpe, lo tuvo en sus brazos.”

El Principito

Si no ha leído El Principito del francés Saint-Exupéry, nunca es tarde para que lo haga. Viajando por Argentina como aviador postal, debe realizar un aterrizaje forzado cerca de la ciudad de Concordia, Entre Ríos, donde se encuentran varios tipos de alojamiento para los visitantes y turistas, usando Expedia.com.ar para los visitantes y turistas.. El autor se inspira en el verde y plano paisaje y escribe Oasis.

Se puede ver al increíble personaje encima de su Asteroide B 612 en el Parque San Carlos, en la ciudad de Concordia, Entre Ríos.

“Lo esencial es invisible a los ojos” nos cuenta El principito.

Caperucita Roja

Los Hermanos Grimm fueron los encargados de rescatar el cuento que se había convertido en una leyenda. Caperucita Roja desea visitar a su abuela enferma, pero para hacerlo debe cruzar el bosque solo lleno de peligros y un mal que la acecha, el lobo feroz.

La hazaña de Caperucita Roja es tal que existe un monumento en Barcelona, en el Passeig Sant Joan entre las calles Còrsega y Rosselló que la recuerda.

Volvemos a Argentina y en los Bosques de Palermo, en el centro de Buenos Aires, se encuentra el segundo monumento dedicado a la pequeña niña.

“!Oh, abuelita!” dijo, “qué orejas tan grandes que tienes.” – “Es para oírte mejor, mi niña,” fue la respuesta. “Pero abuelita, qué ojos tan grandes que tienes.” – “Son para verte mejor, querida.” – “Pero abuelita, qué brazos tan grandes que tienes.” – “Para abrazarte mejor.” – “Y qué boca tan grande que tienes.” – “¡Para comerte mejor!”

 

También te puede interesar

Halloween en familia Nueva York
Visitar los Estados Unidos en Halloween es una excelente oportunidad de conocer más sobre esta tradición....
Conozca tres museos particulares de Londres
En la capital británica abundan los museos y galerías con obras de arte famosas, con reliquias del...
Andorra, un país para esquiar
Andorra es un país pequeño, pero tiene 303 km de pistas de esquí, divididos en dos grandes dominios:...
Flota Disney: cruceros especiales para familias
El mundo mágico de Disney llama la atención de los más pequeños de la familia, y también alimenta...
join universe