rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Recorrido a pie por Londres

Tomar un tour por la ciudad es probablemente una de las mejores maneras de obtener una orientación general y encontrar su camino en una ciudad. En general, yo recomiendo hacerlo en el primer día de su primera visita a cualquier ciudad. En mi caso, sin embargo, fue sólo en mi tercera visita que tuve la oportunidad de hacer este recorrido a pie por Londres.

Todos los tours por la ciudad son buenos para obtener una orientación general, pero depende de cada uno, y tiene algo de ensayo y error, el encontrar el tipo de visita guiada que más nos gusta. En mi caso, había tomado un tour por la ciudad de Londres en un autobús de los que permiten ascender y descender durante todo el día en diferentes paradas, conocido como “hop-on, hop-off”, durante mi primera visita a Londres. Si bien esto fue muy útil para ver las diferentes atracciones y tener una mejor idea de qué visitar en los días siguientes, no aprendí demasiado sobre las atracciones, dado que no pude retener la mayoría de la información proporcionada por la audio-guía a bordo del bus. ¡Era realmente difícil prestar atención al audio en todo momento!

Con visitas guiadas a pie, por el contrario, mi experiencia es que me resulta más sencillo recordar lo que se dice. Tener una persona hablando cara a cara sobre los diferentes monumentos conforme paso junto a ellos me ayuda a retener la información y aprender sobre los diferentes lugares. Por otra parte, estas personas son a menudo divertidas, conscientes como están del hecho de que a los turistas se les da mucha información en poco tiempo y tienden a tener, por tanto, una memoria muy selectiva.

En cualquier caso, nuestro viaje comenzó ese día a las 11 horas junto al Arco de Wellington, muy cerca del transitado cruce conocido como Hyde Park Corner. En una visita al Arco de Wellington se puede tomar un ascensor hasta los balcones y pararse justo bajo la escultura de bronce que se encuentra en la parte superior del arco. Como se nos explicó en el tour por Londres, el duque de Wellington tenía un ego muy exacerbado. Después de derrotar a Napoleón en la Batalla de Waterloo, y sabiendo que Napoleón tenía su propio Arco del Triunfo en París, Wellington se erigió uno para sí mismo en Londres. El arco solía tener la escultura de Wellington en la parte superior. Sin embargo, la reina Victoria lo odiaba, y podía verlo siempre desde su ventana en el palacio, así que después de la muerte de Wellington ordenó que se quitara la estatua y la sustituyó por la actual.

Después de pasar bajo el arco caminamos por el Green Park o ‘Parque Verde’. Allí nos enteramos que el Green Park solía tener flores. Sin embargo, Enrique III, utilizaba este jardín para recoger estas flores y llevar algunas de regalo a sus diferentes amantes, a quienes visitaba en sus viviendas en la zona de Mayfair. Cuando su esposa se enteró, mandó quitar todas las flores del parque, que se convirtió en un mero parque de hierba verde, como su nombre indica.

Llegamos entonces en el Palacio de Buckingham, donde vive la reina. La reina no estaba allí, y nuestro guía nos explicó cómo confirmar si ella se encontraba allí o no, según cual bandera estaba izada sobre el palacio. Luego nos contó todo acerca de las diferentes maneras de entrar en el palacio: casarse con un príncipe o una princesa, hacer algo increíble para el reino que merezca que la reina le invite a tomar el té, o forzar su entrada Las historias de personas que entraron sin autorización en Buckingham fueron muy divertidas de escuchar.

A partir de agosto, el cambio de guardia no se da todos los días, pero cada dos días, y en número impar, por lo que no lo vimos en esta ocasión. Si usted quiere verlo en este momento debe acudir al frente del palacio en un día impar. El evento tiene lugar siempre a las 11.30 horas, pero usted debe estar allí una hora antes para tener un buen lugar para verlo.

Desde Buckingham continuamos hacia a la zona de Mayfair, donde vimos el Palacio Saint James y aprendimos acerca de sus orígenes como un hospital. Luego nos detuvimos frente al monumento a la enfermera Florence Nightingale y supimos de su mayor hazaña: reducir las muertes en el hospital de un 48% a un 2% durante la guerra, implementando medidas de higiene.

Continuamos luego a Trafalgar Square, donde nos enteramos diferentes detalles de interés acerca del museo Galería Nacional, la Columna de Nelson y la pequeña iglesia de Saint Martin in the Fields. Luego vino Saint James Park y su pasado lleno de increíbles animales – en su mayoría regalos de las naciones extranjeras a la Familia Real, actualmente relocalizados en el zoológico de Londres. También escuchamos hablar acerca de Downey Street, donde vive el Primer Ministro de Inglaterra, y las razones por las que esta calle se encuentra cerrada al público.

Después de un par de paradas en el HorseGuardsParade, el Big Ben y la Abadía de Westminster, terminamos el recorrido por las Casas del Parlamento, que es el mismo edificio en el que se encuentra el Big Ben. Luego seguimos a nuestro guía en un opcional caminata adicional de 10 minutos para llegar a “El viejo monje”, un pub en el que pudimos disfrutar de una comida tradicional británica de nuestra elección a un precio módico.

Con el estómago lleno, y ya habiendo hecho bastante vida de turistas en Londres, pasamos la tarde de compras en la zona de Oxford Circus, donde se mezclan los grandes locales de las mejores marcas europeas y estadounidenses, ofreciendo precios competitivos. Las tiendas cierran a las 20:00 horas. Pero ya hacia las 19:30 horas había comprado lo suficiente y estaba lista para descansar un poco. ¡Me esperaba aun un día más en Londres!

 

También te puede interesar

Consejos para su viaje a Londres
Diez consejos para disfrutar de un gran viaje a Londres • No se obsesione por encontrar el alojamiento...
Tour London Eye
Tour en Londres: disfrute del London Eye en una cápsula privada! La última vez que tomé un paseo...
Viaje a Islandia
Islandia: Tour Nocturno por el Círculo Dorado desde Reykjavik Cualquier habitante de Islandia lo diría:...
Tour por Buenos Aires
Paseo a pie: tour por Buenos Aires en un día De acuerdo, no es lo ideal intentar conocer una ciudad...
join universe