rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Safari en Sudáfrica

Safari en Parque Kruger desde Johannesburgo

De todas mis experiencias de viaje, hay dos lugares que realmente me han impresionado por ser tanto únicos como diferentes: Bora Bora Polinesia y el Safari en Sudáfrica.

Un safari en Sudáfrica tiene la combinación perfecta de naturaleza y aventura en un ambiente relajante. Sudáfrica es un destino ideal para safaris en la Sabana, no por ser más exótico que otros destinos en África, pero cuenta con una avanzada infraestructura turística con guías que hablan varios idiomas, en especial un buen inglés. Al final de esta entrada les daré un enlace para obtener más información y poder contratar un safari al Parque Kruger en Sudáfrica, pero el objetivo central de este post es compartir con todos ustedes mi experiencia en este viaje.

Un camión 4×4 pasa por tu hotel en Johannesburgo para llevarte camino al popular Parque Kruger. El camino hacia el parque presenta paisajes extraordinarios, con inmensas montañas y tierras que cambian en tonos de marrón, pero la parte que más llamó mi atención en el viaje desde Johannesburgo hasta el Parque Kruger fue ver los diferentes barrios del área metropolitana, donde las diferencias sociales que han sido históricamente populares en SA quedan en evidencia.

Al arribar al Parque Kruger, todo se torna mágico. El Parque Kruger es más del doble en tamaño que el Parque Nacional Yellowstone, y es hogar de una gran variedad de vida silvestre, incluyendo los Grandes 5 Africanos: leones, leopardos, búfalos, elefantes y rinocerontes. Tu “habitación de hotel” consiste en una pequeña cabaña aislada de toda civilización o tecnología, en un complejo dentro del Parque Kruger. Este complejo de cabañas está rodeado por un alambre doblemente electrificado de dos metros de altura, con el fin de mantener alejados a los animales salvajes durante tu estadía. Cada mañana antes de caminar hacia el desayuno y luego al safari, me acercaba al cerco electrificado que no estaba a más de 10 metros de mi cabaña, y en varias ocasiones logré observar hienas y serpientes, pero nada a que temer, ya me había acostumbrado a este ambiente hostil donde los murciélagos colgaban de mi puerta todas las mañanas, tierra de animales salvajes donde los hombres no son siempre bienvenidos.

El safari en Sudáfrica comienza la primer mañana en el Parque Kruger. Camiones 4×4 trasladan grupos pequeños (de hasta 8 personas) adentro de la Sabana, infiltrándose en las vidas cotidianas de los animales más salvajes del mundo. Aunque los guías están equipados con armas y toman todas las precauciones necesarias, varios accidentes ocurren cada año debido al impredecible comportamiento de las bestias. En mi caso, esto hacía mi safari en Sudáfrica más atractivo.

No pasa mucho tiempo hasta que se empiezan a ver leones, elefantes, cebras, hipopótamos, jirafas, rinocerontes y otros predadores. Los elefantes, rinocerontes, leopardos y leones son las principales amenazas. Dos semanas antes de mi safari en Sudáfrica, una madre elefante había matado a 6 Alemanes. Los guías contaron que un niño Alemán tiró piedras a un elefante bebé para llamar su atención e intentar que se acerque al camión, pero cuando la madre vio la escena atacó con su trompa al camión, aplastándolo y provocando el desastre. Se recomienda pues ser cautelosos.

Con un poco de suerte se pueden ver algunas escenas de caza en vivo, o disputas entre machos que se pelean por una hembra, así como algunas escenas cómicas de monos utilizando trucos ingeniosos para conseguir sus objetivos. Los camiones se aproximan a una distancia muy cercana a los animales, así que prepara tu cámara para unos buenos recuerdos.

En pocos días se puede observar una gran variedad de animales. Sin embargo, el leopardo aparenta ser el más misterioso. Es más probable ver a los leopardos en los safaris nocturnos, donde el brillo de sus ojos en la noche silenciosa de la Sabana le hará vivir un momento inolvidable.

Aquí se puede reservar un buen Safari en Sudáfrica

No quiero entrar mucho más en detalle para no aburrirlos con una entrada interminable. Pero créanme, un safari en Sudáfrica es una experiencia inolvidable que vale la pena. Deswde el primer momento en que te levantas en la mañana te verás impresionado con las maravillas extremas de la naturaleza que te rodea, y sin dudas la adrenalina de los safaris en el Parque Kruger son el atractivo principal, en especial para aquellos que buscan unas vacaciones de aventura. Me olvidé de mencionar que este viaje es aconsejable tanto para niños, jóvenes o adultos. Disfrute de su safari en Sudáfrica.

 

También te puede interesar

Vacaciones de safari y golf en Sudáfrica
En Sudáfrica, el grupo hotelero Sun International cuenta con dos propuestas para que los amantes del...
Safari en África: Nuestros mejores consejos
Si está pensando en hacer un Safari, puede elegir entre diferentes destinos como Botsuana, Kenia o Sudáfrica....
Turismo Aventura en Uruguay
Comienza la primavera en el hemisferio sur, y con ella comienzan a calentar los motores para la temporada...
Parque Nacional de Gorongosa, un edén en Mozambique
Se dice que Noé dejó su arca en el Parque Nacional de Mozambique por la variedad de vida salvaje que...
join universe