rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Un viaje a Porto

Lo mejor de Porto en un día

La ciudad de Porto es, en Portugal, una que recibe variedad de vuelos de bajo costo. Ubicada sobre el Océano Atlántico y en la margen del Río Douro, esta ciudad es, después de Lisboa, uno de los centros turísticos de mayor interés. Se trata además del centro productivo más importante del país.

Porto ofrece variedad de hermosas vistas y una arquitectura que combina coloridas y pintorescas casas antiguas con edificios modernos. El clima es especialmente agradable durante el verano, dado que las corrientes oceánicas garantizan buenos vientos que acompañan los días de sol.

Contando solo con un día completo para visitar Porto, comencé por definir el modo en que me trasladaría de un lugar a otro. Me alojé con un amigo en Foz de Douro, un barrio residencial situado unos dos kilómetros al oeste del centro de la ciudad, sobre el Río Douro. Si bien la ciudad de Porto cuenta con excelente servicio de transporte en metro y autobús –a precios también convenientes-, era un hermoso día soleado de setiembre, por lo que opté por alquilar una bicicleta.

El alquiler lo realicé en Ciclo-Foz, una tienda que encontré por internet y que solicita un pre-aviso vía e-mail para tener el vehículo disponible. También cuentan con alquiler de motos. El costo de la bicicleta fue de 8 euros por todo el día, que finalizaría con una devolución antes de las 20 horas. Si piensa alquilar bicicleta, no olvide siempre portar una identificación con su nombre y fotografía. Si es estudiante, porte también una tarjeta que lo acredite, y así podrá beneficiarse de descuentos en variedad de atracciones.

En el camino por la costanera pasé por el Forte de Sao Joao Baptista da Foz y el puerto de embarcaciones pequeñas, además del hermoso Puente da Arrábida. Mi primera parada fue la Iglesia de San Francisco, con una hermosa vista. El ticket de ingreso cuesta 3,5€ e incluye la visita a un museo y catacumbas adyacentes. No se permite tomar fotografías en la iglesia, pero vale la pena ver sus detallados tallados en madera, pintados en oro y que se encuentran en excelente estado.

Frente a San Francisco hay una oficina de turismo donde puede obtener gratuitamente excelentes mapas de la ciudad e información. También puede comprar un Pase de Turismo en Porto pero, salvo que no tenga descuento de estudiante y piense visitar muchos museos, probablemente no valga la pena. En todo caso si puede comprar un pase de transporte si va a utilizar multiplicidad de buses y metros.

Tras cruzar el Puente Luis I almorcé en una terraza en la plaza Sandeman con amigos. Para el postre reservamos, sin costo, una visita de degustación en una de las muchas bodegas de la zona. Porto es famosa por sus vinos, que se cosechan en Douro y envejecen luego en esta ciudad. Se trata de vinos en general fuertes y dulces, con mucho cuerpo y que los portugueses acompañan, frecuentemente, por chocolates. Puede también adquirir buenos vinos durante estas visitas. En mi caso, no pudiendo trasladar botellas grandes en el avión de regreso, opté por comprar botellas miniaturas en “A vida Portuguesa”, una tienda típica del país y que tiene una sucursal en el centro de Porto.

Los seis puentes de Porto son también famosos, y hay barcos de los que antiguamente trasladaban el vino desde Douro que realizan un tour de 50 minutos por bajo todos estos puentes a un precio de 10€. En mi caso, sin embargo, los vi en un recorrido en auto, sumando a los que ya había visto el Ponte do Infante –construido por el padre de mi amigo Joao- y el Ponte D. María Pia, obra del propio Gustavo Eiffel; además del Ponte de S.Joao que atraviesan en general los trenes. Solo me faltó ver el Ponte do Freixo, ubicado algo más al este.

El resto de la tarde la pasé con Duarte, amigo de Joao con quien subimos a la Torre dos Clérigos (2€ por persona, 273 escalones, hermosa vista de la ciudad) y vimos también el Teatro Rivoli, el ayuntamiento, la famosa librería Lello (con una sorprendente escalinata), una de los edificios de la Universidad de Porto, la Catedral, el Pelourinho, la Torre Medieval, la Iglesia dos Grilos, la Iglesia de Santa Clara (la más linda, pequeña y enteramente tallada en madera, aunque necesitando mantenimiento) y la sala de conciertos Casa da Musica. Fuimos en coche de un lugar a otro, deteniéndonos además en un bar típico y en la mencionada tienda de productos típicos de Portugal.

Como siempre, lo mejor es contar con amigos que habiten la ciudad que se visita y sepan mostrar lo mejor y explicar sus orígenes. Para quienes no cuentan con esta suerte en Porto, sin embargo, se ofrece un tour a pie gratuito por el centro histórico de la ciudad que parte a diario a las 10 de la mañana desde la Galeria de Paris. Este tour se sustenta con las propinas que usted y los demás turistas decidan dejar una vez finalizada la visita, que tiene unas dos horas de duración. No conozco el caso particular de Porto, pero no dudo que sea una buena opción para tener una idea general de la ciudad.

Por la noche fuimos a la finca de la familia de Joao a unos 40km de Porto, a un cumpleaños familiar. La gran hospitalidad de mis nuevos amigos portugueses me llevó a pasar una noche adicional en Porto. La mañana siguiente, sin embargo, ya no visitaría el centro, sino que conocería una de las hermosas playas Atlánticas en la zona la norte de Matosinhos. Necesitaba descansar luego de este día de turismo intenso en Porto, pero había valido la pena.

 

También te puede interesar

Top 5 de cosas por hacer en Porto
Conozca la ciudad que le dio el nombre a Portugal, Porto (también conocida como Oporto). No puede perderse...
Gaúchos y fútbol en Porto Alegre
Como es sabido, algunas de las principales ciudades brasileras serán sede de la Copa Mundial FIFA el...
Ensayos de Carnaval Rio 2012
Ingreso gratuito hasta mitad de febrero Los tradicionales ensayos técnicos de las escuelas de samba...
Viaje a Coimbra Portugal
Disfrutando de la Vida en Coimbra "Porto trabaja, Braga reza, Coimbra estudia y Lisboa recibe el dinero",...
join universe