rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Trieste

VIDA DE UNA TROTAMUNDOS

Trieste

Situada en la costa del Mar Adriático, muy cerca tanto de Eslovenia como de Croacia, Trieste es una ciudad del noreste italiano que combina la tranquilidad con hermosas vistas, gente amable y deliciosa cocina italiana.

En octubre del año pasado conocí a Giulio, un italiano que realiza su doctorado en Dinamarca, pero que es originario de Trieste. Giulio me habló de lo lindo que era Trieste, lugar que yo no conocía. Unos meses más tarde, mientras reservaba un vuelo para el Carnaval de Venecia, me di cuenta de que una opción era volar a Trieste, que se encuentra a menos de dos horas en tren de Venecia. De repente se me ocurrió un buen plan: Reservaría un vuelo a Trieste, pasaría un día allí e iría a Venecia a la mañana siguiente.

Era el viernes antes de fin de semana de Carnaval, cuando mis amigos y yo llegamos a Trieste. Nuestro anfitrión, Ángelo, nos estaba esperando en el aeropuerto, con un cartel con nuestros nombres. Estábamos planeando llegar a la ciudad en autobús, por nuestra cuenta, pero la duración del viaje era de una hora y Ángelo insistió en irnos a buscar y mostrarnos las diferentes vistas y puntos de interés en la ciudad, de camino a su casa.

Subimos a su coche y nos dirigimos a la ciudad de Trieste, ingresando en ella por la bahía. Me sentí como en uno de esos videojuegos en que manejas tu coche por una carretera en las montañas, descendiendo hacia el mar azul turquesa, que se puede ver justo al lado de las colinas. Después de todo, eso es lo que es Trieste: una hermosa y pequeña ciudad, ubicada donde los Alpes dan paso al Mar Adriático.

El cielo estaba azul brillante y el sol brillaba, era un hermoso día! Nos detuvimos para ver la vista de Trieste y su Castillo: Castello de Miramare. Una vez en la costa nos detuvimos otra vez para disfrutar de la vista desde el paseo marítimo. Ángelo fue muy paciente con nuestra locura por las fotos, es que realmente extrañábamos estar junto al mar y disfrutar del buen clima!

Una vez en casa de Ángelo conocimos a Claudia, su novia, quien nos preparó para el almuerzo una deliciosa pasta italiana. Basada en la receta de su abuela, la pasta de Claudia incluía salsa de tomate, berenjena y queso siciliano “ricotta al forno” rallado. Viniendo de Puglia y Sicilia, Ángelo, y Claudia nos puso al corriente de las diferencias entre el sur de Italia, lleno de gente amable y una vida relajada; y el norte de Italia, que es más organizado y seguro, pero donde el sentimiento de comunidad es menor.

Después del almuerzo, Ángelo nos mostró una serie de fotos tomadas en Trieste de dos días antes de nuestra llegada. “La bora” un característico viento fuerte que afecta a Trieste – de vez en cuando, pero con más fuerza en febrero y marzo – había soplado en la ciudad con la mayor fuerza de los últimos 50 años. Los vientos de 170 km / hora destruyeron un sinnúmero de coches, tejados y árboles en muchas partes de la ciudad. ¡Menos mal que llegamos dos días después!

Fue también a causa de “la bora” que no pudimos entrar en los jardines del Castello de Miramare en nuestro paseo vespertino. Aun así, pudimos pasar buen rato caminando por el “Porticcello” -un pequeño puerto de yates- y alrededor del propio Castillo. Después del atardecer, el Castillo fue iluminado maravillosamente y, desde sus terrazas pudimos disfrutar de una hermosa vista de las luces nocturnas de Eslovenia y Croacia.

De regreso en el centro de la ciudad, dimos un paseo por un amplio muelle, desde donde se tenía buena vista de la Piazza della Unitá, donde se encuentran el Ayuntamiento y el Consejo Regional. A pesar del frío de la noche, muchos jóvenes se encontraban pasando el tiempo con amigos en la plaza, que también está bien iluminada por la noche – con una mezcla de luces amarillas en los edificios y las luces azules en el suelo.

Para la cena, Ángelo nos condujo a Opicina, una ciudad cercana, donde probamos deliciosas pizzas y milanesas en el restaurante Brigantino, un tradicional restaurante italiano. La pizza de Mozzarella di buffala es un clásico que los italianos a menudo recomiendan como la mejor. No te la pierdas!

Volvimos a la casa muy cansados, pero con una sensación de tibieza en nuestros corazones. Fue un genial primer día para nuestro viaje a Italia, pero todavía quedaba mucho más por venir! Muchas gracias a el equipo de blog viajes una vez más por darme esta oportunidad. Me agrada mucho compartir estas lindas experiencias con su audiencia, y muchas gracias por los comentarios…

 

También te puede interesar

Museos alternativos en París, parte II
¿Ya conoce el Louvre, el Museé D’Orsay y en centro Pompidou? ¿Le gustaría hacer algo diferente...
Oktoberfest en Harlem
Es cierto, Oktoberfest es un tradicional festival alemán que se realiza en la región sur, la Bavaria....
Camping para Boda Real en Londres
Camp Royale: Celebración de la Boda Real en Londres El mundo se mantiene pendiente, mientras que...
Guía Benedetti de Montevideo
La Fundación Mario Benedetti, creada en homenaje al célebre escritor uruguayo fallecido en 2009, planea...
join universe