rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Viaje a Brujas

En Brujas: consejos de los propios habitantes

Para el segundo día de paseo por Bélgica, traté de que una de mis amigas nos diera un tour guiado en nuestro viaje a Brujas. Esta persona finalmente no pudo hacerlo, pero me ayudó aconsejando sobre todo lo que tenía conocimiento, como una persona nacida y criada en Brujas, en cuanto a dónde ir y qué ver en nuestro viaje a Brujas.

Perdimos nuestro primer tren, por lo que llegamos a Brujas alrededor de las 11.30am. Grandes grupos de turistas llegaban en ese momento a la estación de tren de esta ciudad medieval, por lo que encontrar la salida y lograr llegar a ella fue todo un desafío. Una vez lo logramos, nos encontramos fuera de los límites del centro de la ciudad, debiendo cruzar un canal y caminar un poco antes de llegar al centro y zona histórica de la ciudad. Al igual que en Venecia, aunque con menor densidad de turistas por metro cuadrado en Brujas, la mejor manera de saber si se va en la dirección correcta es seguir a otros turistas.

Nuestro viaje a Brujas comenzó con una visita al Beguinaje, el lugar donde antiguamente habitaban las beguinas de la ciudad. En los Beguinajes vivían solamente mujeres, solteras o viudas principalmente, que integranban una comunidad católica semi-monástica con valores compartidos. A diferencia de las monjas, las beguinas no realizaron los votos católicos básicos de fidelidad y pobreza.Los beguinajes se extendieron mucho en los Países Bajos desde el siglo 12. Las beguinas fueron expulsadas de muchos otros lugares, pero toleradas o aceptadas en esta región.

Después de pasar algún tiempo caminando alrededor de la iglesia, el jardín de flores y las antiguas casas de ladrillo de las beguinas, continuamos nuestra caminata hacia el centro de la ciudad, que en el año 2000 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pasamos por el Antiguo Hospital de San Juan y la Iglesia de Nuestra Señora, con su famosa escultura de “La Madonna y el Niño” de Miguel Ángel, que se dice que es la única que salió de Italia mientras el artista todavía estaba vivo.

Las estrechas calles en esta zona son una sucesión de tiendas de regalos y tiendas de chocolate que nos dieron mucha hambre. Buscamos un lugar para comer gofres, pero pronto llegamos a la Plaza Central, o “Grote Markt”, y viendo la gran cantidad de gente esperando para trepar al campanario decidimos comenzar a hacer fila cuanto antes.

Con 366 escalones, la subida al campanario vale la pena por la hermosa vista de la ciudad que se tiene desde la parte superior, y la visión de las 47 campanas que actualmente integran el carillón de Brujas. La entrada tiene un costo de 8 euros, pero con una reducción 50% para las personas mayores y para los jóvenes de hasta 25 años. Lleve una botella de agua y tómese la subida con calma, haciendo una pausa en cada uno de los descansos que encuentre por el camino.

Para el almuerzo, los habitantes de Brujas sugieren evitar la plaza principal y buscar un restaurant en uno de los callejones estrechos que la rodean. Sin embargo, dado que Brujas es algo así como un museo al aire libre, y una ciudad muy turística, no encontrará gran diferencia en los precios. En esta ocasión, optamos por permanecer en la plaza principal y nos sentamos en una terraza bajo el sol, con una hermosa vista del campanario. El menú costaba € 16 e incluía una entrada, plato principal y un postre. Elegimos la comida tradicional belga: croqueta de queso y mejillones con papas fritas. De postre: un clásico helado de vainilla.

Con el estómago lleno, caminamos hasta el Museo del Chocolate, donde aprendimos todo sobre el chocolate, desde sus orígenes. El museo es muy interactivo para niños, con una pastilla de chocolate caricatura que los guía a través de la exposición y escenas recreadas con figuras de PlayMobil que ilustran la información más relevante. Después de ver el video en el piso superior, la exposición termina con una demostración de cómo preparar chocolate blanco, chocolate con leche y chocolate negro, así como la elaboración de los bombones rellenos. De salida se puede ver además una escultura en chocolate de tamaño real de Manneken Pis y un gigantesco huevo de Pascua, entre muchas otras muestras de arte en chocolate. ¡Claro que se le permite probar todo el chocolate que se prepara durante la demostración!

En la tienda de regalos, compramos una cerveza de chocolate, algo que probablemente no haya probado antes. Nos gustó; era algo amarga, con una ligera nota de chocolate perceptible luego de cada trago.

De regreso en el centro, caminamos hasta el muelle y realizamos un paseo en barco por los canales de Brujas, también conocida como “La Venecia del Norte”. El trayecto dura 30 minutos con un conductor que es también un guía turístico, que le da toda la información sobre los principales puntos de interés de Brujas en Inglés, francés y holandés/neerlandés. El costo del paseo en barco es de € 6.90 por cada adulto y el vehículo se comparte con alrededor de 20 personas, pero si usted disfruta de la visita guiada, también se acostumbra dar una propina al conductor-guía.

Con ganas de tomar helado, fuimos a la heladería Da Vinci, recomendada como la mejor de acuerdo con los habitantes de brujas. No deje de probar Speculoos, un típico gusto de helado belga – si tomó un café en Bélgica, seguro habrá probado estas tradicionales galletitas. Si solicita una cerveza local en un restaurante, le insistirán en que pruebe Kwak, cerveza que se sirve en una especie de matraz gigante en una base de madera de apoyo. Los locales, sin embargo, prefiero visitar la cervecería De Halve-Maan, cercana al Beguinaje o la del Garre, cerca de la plaza principal.

No importa qué sea lo que elija ver, le aseguramos que lo pasará fenomenal en Brujas. ¡Que lo disfrute!

 

También te puede interesar

Ciudades con canales impresionantes
Al igual que los diamantes, las ciudades que tienen canales, no sólo deslumbran, sino que son fuente...
Halloween en familia Nueva York
Visitar los Estados Unidos en Halloween es una excelente oportunidad de conocer más sobre esta tradición....
Tour a Brujas desde París
Tour por el Día a Brujas desde París Todos sabemos que París es la ciudad del amor. Se trata además...
Brujas, un encanto sin hechizo
En la lista de las ciudades más encantadoras por su arquitectura medieval, encabeza la renombrada Brujas....
join universe