rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Viajes por negocios en Languedoc-Rosellón

Debe ser difícil negarse a un viaje de negocios, ¿no? Al menos, quienes no tienen la costumbre, deben envidiarlo. Más allá del placer de recorrer otro destino, fuera de la rutina semanal, tienta un trabajo donde un día hay que estar acá y otro día por ahí. Pero como manda la ley, algunos afortunados seguramente se quejen. El sur de Francia no se escapa al turismo de negocios y está cada día recibiendo más personas en busca de intercambios laborales y profesionales. En la región Languedoc-Rosellón, los viajes por negocios están siendo promovidos para convertirse en un destino con una temporada alta más extensa.

Negocios, para futuros mejores negocios

La región creó una marca propia, Sur de Francia, y la semana pasada organizó un workshop en Perpiñán donde muchos profesionales del sector turístico se encontraron. Según asegura la vicepresidenta de la marca, Agnès Julian, la misión es aumentar el número de visitas a la zona y que se prolongue la estadía. El turismo de negocios es una buena manera de atraer personas, desarrollar una ciudad y ampliar y mejorar la oferta. Es sabido que quiénes tienen una convención en Languedoc-Rosellón, o en cualquier otro punto del mundo, van a aprovechar a recorrer sus calles, museos, playas si las hay, y cualquier otra atracción propia del destino.

En el workshop, “Rencontres Professionnelles 2012”, se estudió la accesibilidad a la zona. Se entendió que la construcción de una vía férrea de TGV (Tren de Gran Velocidad) es de suma importancia para conectarse directamente con Barcelona, en 40 minutos y con París en 5 horas y media. Está comprobado que los turistas usan el tren con más frecuencia, de todas formas, en los alrededores hay 5 aeropuertos lo que asegura más puertas de entrada.

En un intento por promover y alcanzar los nuevos objetivos, todos los actores turísticos están en juego. En varios hoteles han refaccionado las salas de conferencias, mejorado la infraestructura, han renovado la tecnología y hasta la capacidad, augurando más huéspedes.

Lo más esperado del turismo de negocios

Los atractivos de Languedoc-Rosellón son muchos, seguramente el más obvio es el de sol y playa. Siempre que se habla de una costa, se piensa en la playa y las ganas de estar tendido en la arena sin pensar. También hay montañas contrastando con la llanura y el reconocido Patrimonio Mundial de la Unesco, el canal del Midi construido en el siglo XVII.

Los amantes al vino, o curiosos de la historia, encontrarán acá los viñedos más antiguos y viejos del mundo. El primer viñedo, por ejemplo se desarrolló por las ciudades de Béziers y Narbonne, dentro de la región en cuestión.

Rica por su cultura y diversidad de paisajes, cuenta con actividades para todos los gustos y agendas. Se espera que aumenten los 5 millones y medio de visitantes que acudieron en la última temporada, ofreciendo un espacio con buena infraestructura para realizar negocios y agasajar turistas, así como hermosas playas para descansar y una gran cultura para conocer. Al organizar su próxima conferencia o reunión profesional, piense en este destino en Francia, es una buena propuesta para viajar y hacer negocios.

 

También te puede interesar

Bolsa Internacional de Turismo en Berlín
La gente viaja por placer, por negocios, para explorar lo desconocido, para escapar de sus vidas, para...
Hoteles en París
Desarrollo sostenible en los hoteles de negocios en París El año 2010 llega a su fin y con él, en...
Lo nuevo y lo tradicional en Hyderabad
Sumergirse en la cultura de India significa entrar en un mundo auténtico y unido por diferentes creencias...
Ciudad de Panamá, negocios y placer
Ubicada en el extremo sureste de América Central y limitando al Norte con el mar Caribe, al Sur con...
join universe