rss
youtube
vimeo
twitter
facebook
blog viajes español
blog viajes english

Zanzíbar, un par de islas alejadas en África

En la costa este de África, Tanzania se presenta como uno de los países más pobres del mundo. Visitarlo es sinónimo de pisar tierra animal y como turista, lo más atractivo es realizar safaris y recorrer la gran cantidad de sabana y praderas que cubre el territorio. Sin embargo, moviéndose un poco más a la derecha, puede encontrar hermosas playas en Zanzíbar, un par de islas alejadas pero pertenecientes a Tanzania.

Ciudad de piedra

Sobre una península de forma triangular, en la costa oeste, se encuentra Stone Town, la ciudad de piedra de Zanzíbar. Es la parte más antigua de la capital y por ser de las regiones que mejor conserva la cultura suajili, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2000.

El idioma oficial, es el suajili, aunque la comunicación en inglés no es un gran problema. El turismo es una de las principales industrias así que están acostumbrados a relacionarse con extranjeros. Interesada e influenciada por bantúes, egipcios, británicos, portugueses y árabes, la capital refleja su historia. Entre los edificios más resaltables, se encuentra la torre de Babel apretada por el fuerte árabe y la Casa de las Maravillas.

Entre callejuelas laberínticas, puertas de madera talladas y mezquitas, Zanzíbar también promete un hermoso paseo por la ciudad sin esperar más nada que el conocer su arquitectura y su cultura. La pobreza y carencia de algunas necesidades básicas, hacen que el turista se sienta un poco aturdido por tanto pedido. Muchos niños ofrecerán venderle cualquier tipo de objeto, desde tabaco hasta excursiones por las playas, con tal de ganar algún chelín tanzano (moneda nacional).

Olores y paseos

Algunos también las denominan las islas de las especias, la principal industria es la de la nuez moscada, canela y pimienta. Se puede encontrar muchos jóvenes dedicándose a ésto, trabajan el campo y cargan cestos con cosechas, sobre sus cabezas. El aroma del clavo y del cardamomo se impregna en la memoria del visitante, generando una asociación directa de las especias con las islas.

El islote Pungume plagado por una hermosa vegetación, invita a hacer un paseo para conocer el baobab, un árbol africano con flores grandes y blancas y frutos carnosos y ácidos. Una enorme cantidad de ancianas palmeras, jengibre, pimienta, curry, canela o cacao también pueden ser encontrados allí. O en cualquier otro rincón de no importa que isla o islote. La suerte de ellos es convivir con tanto color y aroma. No en vano la gastronomía puede ser muy gustosa, con sabores invasivos gracias a la utilización de su mayor riqueza.

Otros paseos, aparte del de mirar y oler, es adentrarse en hermosas playas de Pemba y Mafia, donde no solo el descanso en arena blanca y poco concurrida llamará su atención. Ésta claro que las actividades marinas se han desarrollado bastante. Bucear, nadar con tiburones ballena o navegar en dhows (velero) son actividades típicas para realizar en el Océano índico.

Son muchas las islas y aún más la cantidad de playas para recorrer y conocer. Los amantes del relax y el sol pueden ir en cualquier momento del año. El clima tropical permite una visita sin mayores problemas, aunque de febrero a abril las lluvias pueden ser un poco molestas. Disfrute del encanto de los colores y aromas de Zanzíbar en su próximo viaje, siempre lo estarán esperando.

 

También te puede interesar

Karibu tena, bienvenidos a Tanzania
Karibu Tena significa “bienvenidos de nuevo” en Tanzania, un país imposible de conocer completamente...
Grecia: entre tierra y mar
Se estudia en la escuela bajo el nombre de la Antigua Grecia, no hay programa que lo deje afuera, y más...
Playas con un toque diferente
En el mundo existen playas muy diferentes. Las hay de agua turquesa, de arena blanca, con palmeras, desiertas...
7 lugares para ver… antes de que desaparezcan
Sin duda la naturaleza nos regala paisajes y lugares del mundo de gran belleza, casi mágicos. Lamentablemente,...
join universe